Las migraciones enriquecen.- Rushdie

95

El escritor Salman Rushdie conversó ayer con el escritor Jorge F. Hernández en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

 

POR: DANIEL DE LA FUENTE/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Sería imposible imaginar el mundo moderno sin las migraciones transculturales, aseguró ayer el escritor Salman Rushdie.
 
“Siempre he sentido que enriquece a la sociedad, la sociedad moderna no podría existir sin la migración. Nueva York: el 80 por ciento de su gente no nació ahí, Steve Jobs es (hijo de) inmigrante, Silicon Valley no existe si no la llenas de migrantes”, dijo.
 
Rushdie, quien nació en India en 1947, emigró a los 14 años a Reino Unido y lleva 20 en Estados Unidos, habló de las migraciones actuales en el mundo y de las caravanas centroamericanas que hoy atraviesan México.
 
“Una de las muchas cosas extrañas de la Presidencia de Trump es hablar de este grupo pequeño de gente pobre, a cientos de kilómetros, como de una invasión, y enviar soldados a la frontera. Es vergonzoso”.
 
El autor puso al cine como ejemplo de un arte que sería imposible sin el movimiento entre países.
 
“Hay algo sobre el arte que no es nacionalista, los libros cruzan las fronteras”, comentó.
 
“Como menciono películas debo decir que soy gran admirador del cine contemporáneo mexicano y ayer le decía a alguien que los tres mejores cineastas en el mundo son mexicanos (Cuarón, Iñárritu, Del Toro)”.
 
Rushdie, quien por Los versos satánicos fue sentenciado a muerte hace 30 años por el Ayatola Jomeini al considerar que la novela ofendía a Mahoma, advirtió que hay que luchar contra los fanatismos de todo tipo, ya no únicamente religiosos.
 
“Pasamos por momentos difíciles”, comentó. “Los valores democráticos están bajo amenaza en diversas partes del mundo, y nosotros como escritores podemos alzar la voz”.
 
Rushdie enfatizó que han pasado ya 30 años desde la amenaza que lo obligó a vivir en la clandestinidad y bajo fuertes dispositivos de seguridad.
 
“Esto ya no es un problema para mí, pero el fanatismo sigue siendo uno de los más grandes males de nuestro tiempo, no sólo el religioso”, expresó.
 
“Podemos encontrar muchos fanáticos en lugares que no tienen nada que ver con Dios”.
 
De hecho, celebró que Los versos satánicos lleve ya la vida ordinaria de un libro.
 
Al escritor, cuya más reciente novela es La decadencia de Neron Golden (Seix Barral), en la que describe una sociedad como la que llevó a Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, le resulta difícil comprender si el arribo de ese individuo al poder es “el nuevo estándar o un error histórico”.
 
“La democracia sigue funcionando mientras la usas: ahora (el poder de Trump) empieza a verse como algo reversible”, dijo ante el resultado de la elección intermedia en Estados Unidos.
 
“No sabremos hasta dentro de dos años, pero quedó demostrado lo que pasa cuando la gente se moviliza: que sí es posible efectuar un cambio”.
 
El autor, eventualmente considerado candidato para el Premio Nobel de Literatura, comentó que su primer encuentro con la literatura fue a través de las versiones que le contaba su padre de cuentos de Las mil y una noches, así como las historias del barrio de su madre.
 
“Les debo bastante a ambos y todavía escucho sus voces en mi cabeza”, sonrió.