Pagan en SESA a 19 aviadores

56

La Auditoría Superior de la Federación detectó que 19 personas se encuentran en la nómina de los Servicios Estatales de Salud de Quintana Roo, sin registro de su trabajo.

 
 

POR: ALEJANDRO CASTRO

CANCÚN, Q.ROO.- En su segundo informe parcial de la Cuenta Pública 2017, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que 19 personas se encuentran en la nómina de los Servicios Estatales de Salud de Quintana Roo, sin que haya registro de su trabajo en la dependencia.
 
Con la revisión de las nóminas del personal eventual, pagadas con recursos del Seguro Popular del Ejercicio Fiscal 2017, la Auditoría verificó que los SESA, bajo la gestión de Alejandra Aguirre Crespo, no formalizaron la relación con dichos trabajadores.
 
Por este motivo, la dependencia federal emitió una Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que la Secretaría de la Contraloría estatal realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por las irregularidades de los supuestos servidores públicos.
 
Desde el primer informe parcial de la Cuenta Pública 2017, la Auditoría determinó que SESA no comprobó la relación de trabajo formal de 19 personas que se encontraban en la nómina gubernamental; es decir, la observación no fue solventada.
 
En la primera revisión también se apuntó sobre 184 personas cuyo trabajo no fue documentado, pero sí pagados con recursos del programa Prospera, en el componente de salud.
 
Así mismo, en la verificación realizada a los recursos provenientes del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), se encontró que 48 supuestos empleados no fueron identificados dentro del personal.
 
También, la Auditoría Superior de la Federación apuntó en su primer informe de 2017 que se realizaron pagos por 373 mil pesos a tres empleados que no acreditaron contar con el perfil para la plaza para la que fueron contratados.
 
En la revisión del presupuesto asignado a los Servicios Estatales de Salud a través del Seguro Popular en 2017, que ascendieron a 422 millones de pesos, fueron identificadas otras irregularidades en el manejo de los recursos.
 
Se presume un probable daño al erario por 5 millones 445 mil pesos, producto de los rendimientos generados por las cuentas bancarias del Seguro Popular del Ejercicio Fiscal 2017, que no se acreditó que hayan sido devengados ni devueltos a la Tesorería de la federación.