Rechaza Beristain el “mando único”

La posición de Capella Ibarra es que nadie debe esperar a que llegue “papá gobierno federal”.

 
 
SERGIO GUZMÁN
CANCÚN, Q. ROO.- Mientras que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella Ibarra, pide que haya voluntad por parte de las autoridades de Solidaridad para implementar el mando único de la Policía, la presidenta municipal, Laura Beristáin, se rehúsa a participar.
 
El funcionario estatal tiene claro que para depurar la institución policiaca en Playa del Carmen debe haber un procedimiento como el que se dio en Cancún, donde la Secretaría estatal asumió el mando y empezó a sacar a los elementos que son perjudiciales.
 
“Estamos ahorita trabajando de la mano, pero requiere un fortalecimiento adicional, en Solidaridad tiene que pasar exactamente lo mismo que se ha dado en Benito Juárez, no puede la administración municipal sola depurar instituciones que tienen años y décadas descompuestas, y para muestra un botón, ahí están todas las administraciones que han pasado y el fracaso que han tenido.
 
“Entonces es importante esa voluntad, yo espero conseguirla de Laura Beristain, este no es un esfuerzo aislado, está coordinado con el gobierno federal, y podrán decir muchas cosas, menos que el próximo presidente (Andrés Manuel López Obrador) y su próximo secretario de Seguridad Pública (Alfonso Durazo), no quieran que le vaya bien a Quintana Roo en temas de seguridad, si el gobernador Carlos Joaquín González trae una estrategia sólida que empieza a dar muestras de resultados importantes como nunca en los últimos años, no hay por qué modificar ese camino que está dando frutos”, expresó Capella Ibarra.
 
Sin embargo, todo eso no parece importarle a la alcaldesa de Solidaridad, quien ratificó su negativa a ceder el mando de Seguridad Pública al estado, ya que prefiere esperar que sea el próximo gobierno federal el que le indique lo que deberá hacer.
 
“Con el gobierno del estado ya tuvimos reuniones, con el comandante Alberto Capella, con el comandante Martín Estrada, pero en Solidaridad no hay mando único, nosotros vamos con Durazo y esperamos toda la estrategia nacional a donde vamos a homologarnos con el gobierno federal, el gobierno estatal y el gobierno municipal. Es la instrucción que tengo hasta ahora del gobierno (aún sin entrar en funciones) que me dio el apoyo para llegar a ser presidenta municipal”, manifestó Beristain.
 
En este punto, la posición de Capella Ibarra es que nadie debe esperar a que llegue “papá gobierno federal” a decir qué se debe hacer, pues lo importante es dar muestras de que se quiere arreglar el asunto de la inseguridad y la delincuencia en la entidad.
 
“Afortunadamente el gobernador del estado ha tenido muy buenos acercamientos no solamente con el próximo Ejecutivo Federal, sino con funcionarios que vendrán acompañando su administración, a mí me ha tocado la parte que corresponde en términos de la relación con Alfonso Durazo y es indispensable que nosotros en la entidad demos muestras de la voluntad que hay para resolver las cosas y no estar cruzados de brazos esperando que venga papá gobierno federal a resolvernos el problema”, considera Capella.