Son útiles las materias de tronco común

78

La idea, precisa el economista, abogado y filósofo,es que no sólo sean especialistas en su área.

 
Tania Romero
Agencia Reforma
Cd. de México, México 15-Nov-2018 .-Asignaturas de tronco común o materias comunes son frecuentes en los planes de estudios de algunas carreras, sobre todo, de la misma área, eso depende de cada universidad, pero generalmente buscan brindar a sus alumnos una formación integral.
 
En el caso del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) es, hasta cierto punto, habitual que los alumnos de los primeros semestres se sorprendan de llevar, como parte de las materias comunes, Ideas e Instituciones Políticas y Sociales, o Problemas de la Civilización Contemporánea.
 
La sorpresa, incluso, se da cuando deben estudiar a filósofos griegos, aunque vayan a estudiar alguna ingeniería u otra carrera, comenta Carlo McCadden, jefe del Departamento Académico de Estudios Generales, el cual se dedica a la formación humanística de los alumnos.
 
“Están esperando leer sobre mercadotecnia, estudiar finanzas, matemáticas o derecho, y de repente los hacemos reflexionar sobre Platón, Aristóteles, o en torno a diversos problemas humanos, como qué es la universidad”, indica.
 
“Sí hay un efecto de sorpresa, incluso, en un primer momento la sorpresa es desagradable, porque sienten que los estamos distrayendo, ellos no entraron al ITAM para eso, ése es el reclamo al principio, pero pronto empiezan a darse cuenta de cual es el propósito”.
 
Estas materias, agrega, van acordes con el objetivo del ITAM, de brindarles una formación integral, apoyarlos a desarrollar un pensamiento crítico y a reconocerse como seres humanos, antes que profesionistas.
 
“Se trata de permitir que ellos puedan integrarlo en su persona, es un fardo muy pesado ser profesionista, es una serie de materias y conocimientos que, si no tienen un receptáculo adecuado, no lo pueden hacer brillar todo lo que se podría”.
 
La idea, precisa el economista, abogado y filósofo,es que no sólo sean especialistas en su área.
 
“Algunos autores los llaman bárbaros, quienes manejan con mucha destreza una ciencia particular, pero no necesariamente se hacen bien a sí mismos y a la sociedad”.
 
El desarrollo de pensamiento crítico es fundamental, añade McCadden, por ello, no es raro que un alumno del ITAM tenga posturas sobre la realidad diferentes a las de otras personas.
 
“Se les faculta para eso, se le hace pensar y tener un pensamiento crítico, que reciba críticamente la profesión que va a desarrollar”, señala.
 
“No sólo va a una especie de educación bancaria donde recibe depósitos de conocimientos y luego se le hacen exámenes, sino que es una educación donde se busca que se desarrolle para que pueda captar con toda su riqueza su vocación, su profesión y su desarrollo futuro”.
 
Incluso, destaca, mucha gente piensa que del ITAM salen tecnócratas, y se sorprenden al saber que tienen un departamento de humanidades muy fuerte.
 
Así que, según la universidad, puede haber materias que parezcan ajenas a la carrera que se eligió, pero que tienen un propósito de brindar una formación integral al profesionista.