El Buen Fin: hábitos y percepciones

57

Desde su primera edición, las ventas en el Buen Fin han crecido en promedio 13.57 por ciento cada noviembre, y este año se espera que lleguen a 97 mil millones de pesos.

 

ADRIANA ARCOS/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.-El Buen Fin surgió en 2011 como una iniciativa para reactivar el consumo y la economía. ¿Cómo le ha ido a este evento comercial? ¿Qué opiniones tienen los consumidores sobre ese fin de semana de descuentos? Revisa algunos datos sobre ello.
 
Ventas crecientes: desde su primera edición, las ventas en el Buen Fin han crecido en promedio 13.57 por ciento cada noviembre, y este año se espera que lleguen a 97 mil millones de pesos.
 
Temporada de descuentos: casi la totalidad de las personas que compraron en el Buen Fin dijo haber obtenido alguna oferta, promoción o descuento. La mayoría dijo que el ahorro no superó 30 por ciento.
 
¿Bien posicionado?: a pesar del abultado gasto en publicidad y la difusión de las promociones a través de diversos medios, las ofertas del Buen Fin no se han logrado posicionar totalmente entre los consumidores como las mejores de todo el año.
 
Zapatos, pantallas y ropa: sin importar la edición, los consumidores han mantenido sus preferencias a la hora de comprar productos con descuento. La ropa, las pantallas y el calzado son los productos más demandados, en parte porque en ese fin de semana los consumidores adquieren algunos regalos para fin de año.
 
Poca planeación: casi un tercio de los compradores en el Buen Fin realiza compras no planeadas de productos con descuentos.
 
Tarjetazo… moderado: aunque el Buen Fin ha sido criticado porque los consumidores adquieren endeudamiento innecesario, se ha visto que los mexicanos han mejorado la planeación de este gasto a través de ahorro previo, el aprovechamiento de pago a meses sin intereses y comparando precios en diferentes tiendas.