Proponer castración química a pederastas y violadores

84

Diputado morenista busca combatir la inoperancia de la actual legislación penal.

 

Por: Yvette Hesse

Cuando hay una solución inteligente, hay que apoyarla. Resulta que Nazario Norberto Sánchez, diputado local en el Congreso de la Ciudad de México, lanzó una propuesta de reformas al Código Penal de la capital mexicana; su idea incluye tipificar la pederastia como un delito grave, incrementar penas y castigar a reincidentes con tratamiento de medicamentos para inhibir el deseo sexual.
 
¿QUÉ ES LA PEDOFILIA?
Aunque por principio, ya en tribuna del pleno Legislativo, definió el ilícito: la pedofilia es cuando una persona se aprovecha de la confianza, subordinación o superioridad sobre un menor de 18 años para obligarla, inducirla o convencerla de ejecutar cualquier acto sexual con o sin su consentimiento. El delito, además, constituye un tipo especial de violencia sexual cometida contra niñas, niños y adolescentes.
 
MODIFICAR EL CÓDIGO PENAL DE QUINTANA ROO
La cuestión es que la legislación vigente no resuelve el problema actual de manera frontal y bueno, ello sucede en la Ciudad de México, y… seguramente es igual en todo el país. Las modificaciones que propone al Código Penal de CDMX bien podrían aplicarse a los códigos penales locales de los estados de la República, claro, ahora sí que en este caso en Quintana Roo, tropicalizar los articulados… y ya entrados en gastos, el asunto podría incluir otro delito de gran relevancia que viene al caso: la violación.
 
EN LA VIOLACIÓN: REVICTIMIZACIÓN
No tan sólo acusar a una persona de violación resulta todo un proceso de revictimización de la víctima, sino que pocas ocasiones las fiscalías son tan eficaces como para comprobar el delito y encarcelar debidamente al delincuente… además, aunque ello sucediera puntualmente, habría que pensar más allá… ¿de qué nos sirve que un acusado de violación purgue veinte o cincuenta años de cárcel? Siendo honestos, de no mucho, pues cada prisionero le cuesta dinero al estado, ocupa un espacio y lo peor: como quiera no se rezarse el daño ocasionado a la víctima y es que recordemos que la violación es un delito en el que se obliga a una actividad sexual mediante el empleo de violencia física o psicológica o mediante el uso de mecanismos que anulen el consentimiento de la persona. Y ello, según han testimoniado las víctimas, deja secuelas de por vida… Mejor prevenimos…
 
REINCIDENTES: CASTRACIÓN QUÍMICA
Ahora bien, dentro de la propuesta, para los reincidentes se plantea un análisis de cada caso considerado por el juez, con el que los delincuentes serían sometidos a tratamiento psiquiátrico y medidas terapéuticas médicas como tratamiento de medicamentos para inhibir el deseo sexual, es decir, una medida preventiva: castración química. También se señala que este tratamiento químico podría ser solicitado por el delincuente y así se le daría la posibilidad de disminuir su pena.
 
PARA PEDÓFILOS RESTRICCIONES DE CONVIVENCIA
Quizá le faltan varios aspectos importantes a la propuesta original. Sin embargo, a grandes rasgos, la idea de una castración química puede prevenir la reincidencia tanto de pedófilos como de violadores a niveles muy bajos, lo que definitivamente sería de gran ayuda para prevenir y hasta evitar delitos, en lugar de seguir saturando las cárceles… El asunto podría tomarse como parte de las estrategias de prevención del delito…
 
¿QUÉ DIPUTADO QUINTANARROENSE APOYA?
Ya que al menos hay un diputado en el país que ha tomado la iniciativa de tratar de solucionar tan delicado tema, podríamos aprovechar su empuje para que se amplíe su propuesta de sólo abordar la pederastia para que incluya la violación, y además que permee hacia los estados de la República. Las mujeres quintanarroenses merecen una verdadera justicia. Necesitaríamos que algunos diputados locales o el propio gobernador se interesen en el tema, hagan una propuesta similar y la empujen para su aprobación en el Poder Legislativo…
 
*Yvette Hesse es directora de Grupo Editorial Kankun y Gente Q. Roo, revista de negocios y política.