Rechazan indígenas consulta de Tren Maya

80

Diversas organizaciones indígenas ya mostraron su malestar por la obra del Tren Maya.

 

POR: ALEJANDRO CASTRO

 
CANCÚN, Q.ROO.- Organizaciones y colectivos indígenas de Yucatán rechazaron el proyecto del Tren Maya que impulsa Andrés Manuel López Obrador, por considerar que violenta sus derechos.
 
En un comunicado conjunto, las organizaciones desestimaron por adelantado cualquier resultado que se obtenga de la consulta que se realizará el 24 y 25 de noviembre para decidir el futuro de la megaobra.
 
“No es permisible que nadie, ninguna persona fuera de la Península de Yucatán, pretenda decidir lo que se puede hacer o dejar de hacer en nuestros territorios, así como nosotros jamás intentaremos decidir lo que se hará con sus bienes, derechos y posesiones”, expresaron.
 
Afirmaron que se oponen al proyecto porque nadie les ha consultado “absolutamente nada” sobre la obra que ya cuenta con presupuestos, licitaciones, trazos y hasta fecha de inicio.
 
“La única información que tenemos es lo que los noticieros han transmitido y las filtraciones que nos han llegado.
 
De manera oficial no hay autoridad alguna que se haya sentado a dialogar con nosotros a pesar de que la obra física pretenden asentarla en nuestro territorios; ni hablar de buena fe, esta no existe, todo se ha llevado a nuestras espaldas, y para estar en condiciones de que sea culturalmente adecuada en primer término quisiéramos que cualquier decisión que se pretenda tomar sea en presencia de nuestras representaciones y en nuestros territorios”, apuntaron las organizaciones.
 
Indicaron que, con el cambio de administración federal esperaban que las comunidades indígenas fueran visibles para el gobierno.
 
“Con desagrado, nos percatamos de que en esta nueva administración la historia no cambiará y la esperada justicia no llegará a los pueblos indígenas de México”, agregaron.
 
Los representantes indígenas plantearon que los pueblos sean convocados para fijar su posición, se haga una consulta con los principios dispuestos en la ley, la instalación de una mesa de trabajo entre los tres estados de la Península de Yucatán y la facilitación para la realización de un Plan Regional del Buen Vivir Maya.
 
“No tiene nada de maya, ni de beneficio a la población maya. No queremos ser un Cancún o Rivera Maya, donde las cadenas hoteleras, de transporte de restaurantes son los únicos beneficiarios”, advirtieron.
Las comunidades que firman el documento se encuentran representadas en las organizaciones Coordinación “Unir Fuerzas para la Defensa del Territorio”, Prodiversa A. C., Red de Productores de Servicios Ambientales Ya’ax Sot’ Ot’ Yook’ol Kaab A. C., Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes, Muuch Kambal A. C., Consejo Indígena de Atasta, Cladem Yucatán, Movimiento de Resistencia Civil, Candelraria Campeche, Sociedad Cooperativa Turística Repobladores de Chiquila y Ejido de Conhuas en Calakmul.