Sortea Pemex crisis de gas en el sur

89
1G2112956.JPG MÉXICO, D.F.- PEMEX-Diputados.- La Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación pidió cuentas claras a Pemex sobre su programa de producción de hidrocarburos en la Cuenca de Chicontepec. Foto archivo Agencia EL UNIVERSAL. S052.

Pemex Transformación Industrial explicó que la medida fue revocada gracias a una autorización de la Secretaría de Energía.

 
 
 
ALEJANDRO CASTRO / LUCES

CANCÚN, Q.ROO.- Luego de que se difundiera un comunicado en el que la paraestatal Petróleos Mexicanos informó a sus clientes industriales que dejaría de surtir el combustible por una “crisis severa”, la petrolera dio marcha atrás a la cancelación del suministro.

 

En un nuevo comunicado, Pemex Transformación Industrial (Pemex TRI) explicó que la medida fue revocada gracias a una autorización de la Secretaría de Energía (Sener), que le permitió surtir el gas, aunque no dio detalles sobre cómo es que garantizará el abasto.

 

Pemex explicó que la cancelación de los contratos se determinó por la aplicación de una regla establecida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que señala que la venta a consumidores industriales tiene la última prioridad en la asignación de dicho energético, es decir, van primero las ventas de primera mano o las que se compran en las plantas de procesamiento.

 

La solución se basó en equiparar una con otra modalidad de venta permitida por la Sener, pero Pemex no explicó de dónde provendrá el combustible. “La Sener autorizó recientemente la modificación de prelación antes descrita, permitiendo a Pemex revocar a sus clientes la terminación anticipada del contrato de Comercialización, lo cual se notificó desde ayer miércoles 14 de noviembre por la tarde”, respondió Pemex.

 

En octubre pasado la paraestatal ya había anunciado a sus clientes en el sureste el desabasto de este combustible para el mes de noviembre, situación que puso alerta a empresarios del sector industrial en Yucatán, y al turístico en Quintana Roo, por la alta demanda energética en la región. Sin embargo, tras difundirse la notificación, Pemex también desmintió que se tratase de un desabasto e indicó que garantizaría 100 millones de pies cúbicos diariamente, aunque la demanda supera los 150 millones.

 

En entrevista con Luces del Siglo, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Yucatán, Juan Manuel Díaz Ponce, confirmó que el servicio de Pemex ha sido deficiente en cuanto a calidad y cantidad.

 

El pasado viernes el diario Reforma informó sobre la cancelación de todos los contratos de gas natural, decisión de la que la paraestatal se retractó horas más tarde. “En 2018 se enfrenta una severa crisis por el déficit de oferta-demanda de gas natural en el País, esto ha conllevado a graves desbalances de transporte transferibles a usuarios finales”, se leía en la carta carta enviada a los clientes industriales el pasado 9 de noviembre, firmada por Víctor Manuel Garagarza, gerente de Combustibles Comerciales de Pemex TRI.

 

La paraestatal ha atravesado en los últimos años por una severa caída en la producción de gas, que ha impactado gravemente a la industria ante la falta de abasto de la molécula. La dependencia de gas natural importado se ha mantenido en niveles récord en México. De enero a septiembre de este año, el 64.7 por ciento del consumo interno del energético provino de importaciones.

 

En entrevista con Luces del Siglo, el especialista Edgar Ocampo Téllez dijo en octubre pasado que México tiene una dependencia energética “peligrosa” de Estados Unidos. Detalló que el consumo de gas en el país es de aproximadamente 6 mil millones de pies cúbicos diariamente, mientras que en Estados Unidos supera los 80 mil millones de pies cúbicos por día, por lo que cualquier movimiento en el el mercado norteamericano podría dejar a México sin gas.

 

La situación, indica, es más grave para el sureste mexicano, por la falta de infraestructura en la región y la creciente demanda energética por los desarrollos inmobiliarios, hoteleros e industriales, en el caso de Yucatán.