Enfrenta Trump batalla por Fiscal

67

Señalan senadores que nombramiento de Michael Whitaker es anticonstitucional.

 
Staff Reforma
WASHINGTON.- La polémica salida de Jeff Sessions como Fiscal General se ha convertido en un dolor de cabeza para Donald Trump.
 
Tres senadores demócratas lanzaron ayer un nuevo desafío legal al nombramiento de Matthew Whitaker, antiguo jefe de personal del Departamento de Justicia, como Fiscal interino por parte del Presidente y afirmaron que el Senado fue privado de su poder para actuar en esa clase de nombramientos.
 
La demanda, presentada por los senadores Richard Blumenthal, Sheldon Whitehouse y Mazie Hirono, pide a un tribunal federal en Washington que considere inconstitucional el ascenso y prohíba a Whitaker desempeñarse en el cargo, antes ocupado por Sessions, por carecer de sustento legal.
 
Los senadores integran la Comisión Judicial del Senado, que habitualmente revisa las nominaciones a Procurador General, y argumentaron que el Mandatario violó la llamada “Claúsula de Nombramientos de la Constitución” porque el cargo debe ser nombrado por el Presidente y confirmado por el Senado.
 
Esto último no ha ocurrido con Whitaker. Otro desafío legal al nombramiento fue presentado la semana pasada y acusó a Trump de transgredir una ley federal que establece la línea de sucesión si el puesto de Fiscal General queda vacante, dándole ese lugar y autoridad al segundo al mando.
 
Whitaker asumió la supervisión de la investigación del Fiscal Especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y la presunta connivencia del equipo del republicano.
 
De esta manera, el Fiscla interino habría desplazado al Vicefiscal general Rod Rosenstein, criticado por Trump en varias ocasiones. “El demandante respetuosamente insta a esta corte a sustituir a Rod Rosenstein en su función oficial como Fiscal General interino por Jefferson B. Sessions III, quien dimitió (a petición de Trump) el 7 de noviembre”, señaló la moción.
 
Por su parte, el Gobierno estadounidense defendió que la llegada de Whitaker se enmarca dentro de los márgenes constitucionales, señaló la portavoz del Departamento de Justicia, Kerri Kupec.
 
“Hay más de 160 ejemplos en la historia estadounidense en los que alguien que no ha sido confirmado por el Senado ejerció de manera temporal los deberes de un cargo que requiere confirmación del Senado”, destacó Legisladores demócratas expresaron su preocupación porque Whitaker, leal a Trump, ha criticado la investigación de Mueller.
 
“Los estadounidenses valoran un sistema de controles y balances, que el nombramiento dictatorial del Presidente Trump traiciona”, aseguró Blumenthal.