Inician "limpieza" en policía de Cancún

71

El titular de la SSP municipal indicó que para el correcto funcionamiento de la corporación se adoptará el sistema de mando único.

 
 

POR: ALEJANDRO CASTRO

CANCÚN, Q.ROO.- Como parte de la “depuración” anunciada por el secretario de Seguridad de Quintana Roo, Alberto Capella, 24 elementos de la policía municipal de Benito Juárez fueron despedidos, por no pasar los exámenes de control y confianza.
 
Esta decisión fue anunciada por el secretario de Seguridad Pública del municipio, Jesús Pérez Abarca, quien apenas el pasado martes fue reinstalado en las oficinas de la dependencia, luego de que fuera echado a empujones en medio de una manifestación de la corporación.
 
“Se dan de baja a las personas que no tienen cabida, ya sea por la conducta o por no cumplir con los requisitos para permanecer dentro de la corporación”, informó el funcionario.
 
Según Pérez Abarca, algunos de éstos se han ido también por su propio pie, aunque no especificó cuántos de ellos se encuentran en esta categoría.
 
Durante la manifestación del pasado 5 de noviembre, los uniformados de Benito Juárez amenazaron con renuncias colectivas si regresaba Jesús Pérez Abarca al mando.
 
El titular de la SSP municipal indicó que se están buscando nuevos esquemas de operación y los policías que se queden serán sometidos a un programa de capacitación para su fortalecimiento.
 
Aseveró que para el correcto funcionamiento de la corporación se adoptará el sistema de mando único.
 
Agregó que este esquema se realiza en colaboración con los tres niveles de gobierno.
 
Por otra parte, Pérez Abarca aseguró que dentro de la Secretaría había “rentas” de radios a la delincuencia organizada.
 
Afirmó que en una “auditoría” interna realizada por la nueva administración se detectó que aparatos que habían sido reportados como “extraviados” aparecieron en los últimos días, por lo que se llegó a la conclusión de que eran rentados a los delincuentes para que estuviesen informados de los movimientos.
 
Detalló que los aparatos de radio fueron recogidos, reinventariados y hubo cambios en las frecuencias de comunicación, para mantener la seguridad.
 
“De las 198 radios que tenemos en la corporación, dos estaban al servicio de la delincuencia en una especie de renta. Los elementos que las tenían asignadas ahora enfrentan cuestiones legales”, reiteró.
 
Así mismo, sostuvo que incluso se tienen detectados grupos delictivos infiltrados en la corporación.
 
“Son varios grupos delictivos los que están trabajando para la institución de acuerdo a los trabajos de inteligencia, estaríamos hablando de alrededor de cuatro grupos que seguían teniendo presencia”, señaló.