Piden expertos de la UNAM posponer Tren Maya

59

Académicos solicitan al presidente electo que haya un estudio amplio sobre el impacto ecológico y arqueológico de la obra ferroviaria.

 

POR: ALEJANDRO CASTRO

CANCÚN, Q.ROO.- Debido a las consecuencias ecológicas y sociales que podría tener en la región, especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) pidieron al presidente electo Andrés Manuel López Obrador posponer la construcción del Tren Maya,
 
En una carta conjunta, los expertos consideraron preocupante que los proyectos del Tren Maya, así como el Corredor Comercial y Ferroviario del Istmo de Tehuantepec, tengan características similares a las de otras megaobras como han sido el Plan Puebla Panamá, que se han localizado justamente en los frágiles ecosistemas del trópico americano y mexicano para ofrecer progreso y desarrollo.
 
“Luego de todo el desastre ecológico de décadas pasadas en aras del ‘desarrollo’ (ganadería extensiva, industria petrolera, minería, carreteras, etc.) no se puede emprender un proyecto de esta naturaleza, sin un estudio amplio de los impactos ecológicos, culturales y al patrimonio arqueológico, del que según evidencias, hay posibles vestigios cubiertos por selva, de la misma importancia de lo que está a la vista”, apuntaron.
 
La carta a López Obrador fue firmada por Enrique Leff Zimermann, del Instituto de Investigaciones Sociales; Luis Zambrano, del Instituto de Biología; Adelita San Vicente Tello, de la organización Semillas de Vida, así como las investigadoras independientes Cristina Barros y Patricia Colunga.
 
Indicaron que para cualquier obra de esta naturaleza es indispensable la participación previa de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría de Cultura y al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), o sus equivalentes de acuerdo con lo que plantee la nueva Ley de Administración Pública.
 
“Consideramos fundamental no pasar por alto el principio de la ‘consulta previa, libre e informada de las comunidades indígenas locales afectadas’ a que obliga el Convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, insistieron los académicos.
 
Añadieron que dicha consulta no puede sustituirse con ninguna “consulta nacional”, además de que tendría que realizarse de manera transparente y bajo la observación de una comisión sin conflicto de interés.
 
“Señor presidente electo, venimos de 30 años de regímenes que han impuesto megaproyectos en el país sin que se hagan los estudios necesarios con la seriedad que cada caso amerita. Hemos visto cómo muchos de ellos se han basado en Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIAS) hechas a modo y que se han realizado en medio de gran opacidad”, apuntan.
 
En sus argumentos salió también a relucir el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), pues pusieron como ejemplo la devastación ecológica, ruptura del tejido social de las comunidades, enfrentamientos entre diversos sectores del país y graves pérdidas económicas, consecuencia de la falta de estudios al iniciar la megaobra.
 
“Eso evidencia que las decisiones gubernamentales deben ser seriamente estudiadas y consensuadas, y que las políticas públicas deben ser congruentes, y sumar en una misma dirección. Hoy tiene usted la posibilidad de demostrar que se puede y se debe proceder de otra manera. De otra suerte se irá desgastando el necesario apoyo que su gobierno requiere para sacar adelante un país con graves rezagos en los más diversos órdenes”, concluyeron.