Cerrarán paso a cobros ‘ridículos’

54

La Ley de Hacienda aprobada en Othón P. Blanco abre la puerta, entre otros gravámenes, al cobro de un impuesto de 450 pesos por adoptar animales.

POR: HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Cerrarle el paso a la creación de nuevos impuestos, que además de afectar el bolsillo del contribuyente suponen de plano una exageración de tintes ridículos, es lo que hará la Comisión de Asuntos Municipales el Congreso del Estado, presidida por Javier Padilla Balam.
 
El legislador de Nueva Alianza advirtió que de contener gravámenes injustificados o de plano irrisorios, la Ley de Egresos del Ayuntamiento de Othón P. Blanco será revocada.
 
Apenas el lunes pasado el Cabildo de Othón P. Blanco aprobó su Ley de Hacienda, que tenía previstos algunos nuevos impuestos para Saneamiento Ambiental y Recoja y Manejo Final de Residuos Sólidos, mismos que finalmente no fueron considerados en la ley.
 
El primero, “saneamiento ambiental”, consistía en un cobro de 20 pesos a hoteleros por habitación rentada para aplicarse, principalmente, a atender el problema de la contaminación ambiental por acumulación de basura que afecta a la capital del estado desde hace varias semanas.
 
Mientras que el segundo sería un cobro de 40 pesos mensuales a cada familia por el servicio de recoja de basura.
 
No obstante que estos impuestos ya no fueron incluidos en la Ley aprobada, la concejal del Partido Acción Nacional (PAN), Cinthya Millán Estrella denunció que todavía contiene algunos gravámenes que todavía no están definidos de manera clara, entre ellos uno por adopción de mascotas que costaría alrededor de 450 pesos y otro por “volantear” en las calles.
 
Ante ello, Padilla Balam puntualizó que será la Legislatura el órgano que autorice el Presupuesto de Egresos del municipio.
 
Dijo que en caso de detectar impuestos no justificados, estos serán revocados porque la situación económica de la mayoría de empresarios y familias del sur de Quintana Roo hace innecesaria y onerosa su aplicación.
 
“De por sí es difícil que la gente acuda a la perrera a adoptar y ahora le van a poner un precio… es algo muy complicado, es una medida que ha aprobado el Ayuntamiento de Othón P. Blanco y así otros municipios han aprobados otras medidas similares.
 
“Pero independientemente de lo que se haga, tiene que pasar por los diputados y estoy seguro que muchas de estas cuestiones se van a reducir bastante y otras quizás no van a pasar”, advirtió.
 
El legislador reconoció que los cobros injustificados habían sido práctica común en varios ayuntamientos en trienios anteriores, pero en esta ocasión el Congreso no lo permitirá.