Invertirán impuesto turístico en Tren

70

El sector empresarial que lo recauda se ha resistido al des desviar su objetivo.

SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- Lo que tanto temor generaba en el gremio turístico de Quintana Roo, ya se hizo oficial. El próximo gobierno federal quitará los recursos del Consejo de Promoción Turística, derivados del cobro del Derecho de No Residente (DNR), para canalizarlos a la construcción del Tren Maya.

Los 8 mil millones de pesos que en promedio se recaudan anualmente por ese impuesto cobrado a los turistas extranjeros que ingresan a México, se irán íntegramente a la inversión del proyecto ferroviario, estandarte de la administración que encabezará como presidente Andrés Manuel López Obrador a partir del próximo 1 de diciembre.

Esto va a ocurrir durante los próximos cuatro años, según palabras del propio López Obrador. Así que ahora la Secretaría de Turismo (Sedetur) y el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), tendrán que ver la manera de financiar sus campañas publicitarias en el extranjero para captar un mayor número de turistas.

Para Quintana Roo, de esos 8 mil millones que capta la Federación por el DNR, le correspondieron 80 millones que fueron canalizados a promoción turística, por ello las autoridades correspondientes tendrán que buscar otras opciones para obtener esos recursos.

“Se tomó la decisión de que los 8 mil millones de pesos que se obtienen por los impuestos que se cobran a turistas (extranjeros) que vienen a México y que es el dinero que se utiliza para la promoción turística, ahora se utilice para financiar parte del proyecto del Tren Maya.

“Entonces estamos hablando de un proyecto que puede significar una inversión de 120 a 150 mil millones de pesos, son mil 500 kilómetros de tren, y los fondos de los impuestos a turistas son alrededor de 8 mil millones de pesos anuales, entonces queremos hacer esta obra en cuatro años, y ahí tendríamos 32 mil millones”, indicó López Obrador en una entrevista con Televisa.

En Quintana Roo ya existía preocupación entre empresarios del ramo turístico y en la titular de la Sedetur, Marisol Vanegas Pérez, y el director del CPTQ, Darío Flota Ocampo, pues existía esa posibilidad de que el próximo gobierno federal se llevara los recursos de promoción turística hacia la obra del Tren Maya.

De acuerdo con el presidente electo, ahora los consulados y embajadas de México en el mundo serán los encargados de promocionar el país para traer turistas, sin embargo, no dio detalles de cómo funcionará ese nuevo plan.

– ¿Dejaría sin recursos la promoción turística de México en el extranjero?

“No, la van a hacer los embajadores, las embajadas, y van a hacer la promoción turística los consulados.

“Sí van a tener fondos, no ha habido mucha transparencia en el manejo de estos fondos (en promoción turística), y por eso se decidió (tomar esos recursos), y qué bueno que se va a hacer este tren porque vamos a poder fomentar mucho el turismo en una de las regiones más importantes por su riqueza cultural, es la zona arqueológica más valiosa del mundo”, manifestó López Obrador.

La idea de López Obrador es que el Tren Maya, cuando esté listo, sea un detonante del turismo internacional en zonas donde actualmente no llega en grandes cantidades.

“Los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo tienen los sitios arqueológicos más importantes y se aprovecha, que es también el propósito, que es la región a donde llegan más turistas, pero sólo a Cancún y la Riviera Maya, llegan millones de turistas por sol y playa, y lo que queremos ahora con el Tren es introducirlos a la región maya y potenciar más esa afluencia turística, entonces ya tenemos los recursos”, agregó.