Contradice Trump a CIA sobre saudí.

65

Cuestiona informe sobre culpabilidad de Bin Salman tras muerte de Khashoggi

REFORMA / STAFF WEST
 
PALM BEACH, Florida.- Un informe de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense no es suficiente para convencer a Donald Trump sobre el caso de Jamal Khashoggi.
 
El Presidente afirmó ayer que el asesinato del periodista en el consulado saudí de Estambul es una atrocidad, aunque afirmó que no hay pruebas contundentes de que el Príncipe Heredero, Mohamed bin Salman, ordenara la muerte del crítico con el reino.
 
Esto, después de que la CIA publicara un informe en el que aportó evidencias sobre la posible responsabilidad del heredero al trono saudí.
 
“No llegaron a una conclusión. Sólo tienen presentimientos”, señaló el Mandatario estadounidense. “Se puede concluir tanto que sí como que no lo hizo.
 
De todas formas, él lo niega con vehemencia”. Respecto a Bin Salman, Trump añadió que el Príncipe lamenta la muerte del periodista más que él y afirmó que el verdadero culpable del asesinato es la crueldad que existe en el mundo.
 
El Presidente destacó que Arabia Saudí es un fuerte aliado de Estados Unidos y rechazó, por el momento, imponer más sanciones al país por la muerten de Khashoggi en Estambul. “¿La gente realmente quiere que renuncie a cientos de miles de empleos? Francamente, si cumpliéramos con este estándar, no podríamos tener a nadie como un aliado”, sentenció.
A pesar de que el Gobierno impuso sanciones a 17 funcionarios saudíes, éstos fueron los señalados por Arabia como presuntos culpables del asesinato. Políticos tanto demócratas como republicanos pidieron más acciones contra el país árabe tras la publicación del informe de la CIA.
 
“Cuando perdemos nuestra voz moral, perdemos nuestro activo más fuerte”, señaló el senador republicano Lindsey Graham. Asimismo, otros críticos del Ejecutivo y funcionarios de otros países acusaron a Trump de ignorar los derechos humanos y dejar pasar a Arabia Saudí por motivos económicos, incluida su influencia en el mercado petrolero mundial.
 
“Nos aseguraremos de que Estados Unidos siempre defienda los derechos humanos”, replicó el Secretario de Estado, Mike Pompeo. El informe de la CIA cerró todavía más el cerco sobre el Príncipe e indicó que es altamente improbable que el asesinato se hubiera planeado sin la aprobación de Bin Salman. Sin embargo, los analistas de la agencia estadounidense añadieron que el heredero tiene un poder desmedido en su país y que, por el momento, no parece estar en peligro de perder su puesto a pesar del escándalo del periodista saudí.