Darán batalla legal inversores de NAIM.

75

Podrían tenedores exigir su pago por incumplimiento y hasta litigar en NY

Reforma / Staff
 
Los tenedores de bonos y los inversionistas de la Fibra E, ambos asociados al proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), se están organizando para prever una batalla legal por posible incumplimiento de pagos.
 
En el caso de los bonos, se trata del Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, quienes tienen más de mil millones de dólares de la emisión por 6 mil millones de dólares que realizó el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México para financiar la obra.
 
Este grupo contrató al despacho Hogan Lovells liderado en México por Federico Noriega y en Nueva York por Ron Silverman. El pago de estos bonos está respaldado por los ingresos de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y los recursos captados servirían para construir el NAIM, que será cancelado.
 
La emisión de bonos está prevista para vencer en 2026, 2028, 2046 y 2047 y este grupo dice tener títulos de cada serie. Los contratos prevén eventos de incumplimiento que permiten a los tenedores de la deuda exigir el pago del capital principal de manera anticipada y si se presenta una demanda podría dirimirse bajo las leyes del estado de Nueva York.
 
El valor de los bonos en el mercado ha caído a niveles mínimos durante el mes y tan solo la emisión que vence en 2026 ayer retrocedió 0.28 por ciento. En el caso de los tenedores de certificados bursátiles de la Fibra E del Nuevo Aeropuerto (FNIAM), fueron convocados a través de un aviso en la Bolsa a una asamblea el próximo 29 de noviembre para hablar de la situación actual del NAIM.
 
Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional de Ahorro para el Retiro, dijo que será complicado para las Afores que invirtieron en la Fibra obtener el rendimiento prometido de 10 por ciento.
 
Inbursa, Pensionissste, Procultura y XXI-Banorte invirtieron en conjunto 13 mil 500 millones de pesos, que representan 0.9 por ciento de sus activos y 45 por ciento de la emisión total. Aunque en su momento la Asociación Mexicana de Afores señaló que no se afectan los recursos de los trabajadores porque la emisión está respaldada por la TUA, Ramírez aseguró, en comparecencia en el Senado, que los rendimientos originalmente previstos no se cumplirían aún cuando haya una alternativa de aeropuerto.
 
Los tenedores de certificados de Fibra E tienen derecho a un “distribuible” el cual se compone de TUA (menos gastos de aeropuertos), más ingresos del AICM y del NAIM. El reparto de este recurso a los tenedores de certificados está previsto que se realice para enero de 2021.