Controlan fuego en California; temen lluvias.

72

El llamado “Camp Fire”, con un saldo provisional de 85 muertos, está completamente controlado.

REFORMA / STAFF
 
LOS ÁNGELES.- Los bomberos ganaron ayer la batalla contra el incendio más mortífero de California, pero las lluvias amenazan con provocar aludes que vuelvan a causar estragos en la zona.
 
El llamado “Camp Fire”, con un saldo provisional de 85 muertos, está completamente controlado.
 
El anuncio lo hizo ayer la autoridad antiincendios del estado, Cal Fire, 23 días después de que se reportara el pequeño fuego a las afueras de Paradise que acabó arrasando con alrededor de 62 mil hectáreas.
 
Mientras, la lista de desaparecidos, que llegó a tener más de mil 200 nombres, se ha ido reduciendo hasta 249. Sin embargo, las tareas de rescate podrían dificultarse a partir de mañana, cuando se esperan fuertes lluvias que renovarán el peligro de inundaciones y aludes.
 
“El temor es que la lluvia caiga en ráfagas intensas”, explicó Brian Hurley, meteorólogo del Centro Federal de Predicción del Clima en College Park, Maryland. “Toda la vegetación se ha quemado, y esa es una receta peligrosa para la formación de aludes”, añadió.
 
Esto es lo que ocurrió el pasado enero en la localidad de Montecito, cuando 21 personas murieron por el deslave de una montaña, quemada por otro incendio, tras una fuerte lluvia.
 
La ciudad de Paradise desapareció a pesar de los esfuerzos de los bomberos para frenar las llamas y el balance de destrucción sigue siendo provisional: 13 mil 696 casas unifamiliares destruidas, 276 edificios multifamiliares.