Dejan libre a 'Mayito’

96

Moguel Canto incrementó su fortuna con la llegada de su compadre Roberto Borge al poder.

ALEJANDRO CASTRO

HOLBOX, Q.ROO.- Ismael Moguel Canto, alias “Mayito”, extesorero municipal de Lázaro Cárdenas y compadre del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, fue puesto en libertad luego de cubrir una multa de 48 mil pesos.

En un comunicado, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Quintana Roo informó que se “logró” una sentencia condenatoria a dos años de cárcel en contra del ex funcionario, encontrado culpable por el delito de peculado.

Sin embargo, con el pago por la conmutación de la pena, por 48 mil 133 pesos y la devolución del dinero tomado del erario municipal, fue dejado en libertad.

El juez decretó la reparación del daño por un monto de 2 millones 270 mil pesos, lo cual, junto con la fianza, fue aceptado por la síndico del Ayuntamiento, María Elena Ruiz Molina, y el director jurídico de Lázaro Cárdenas, Alfonso Balam Herrera, quienes dieron por reparado el daño ocasionado.

Ismael Moguel Canto fue detenido en un operativo el pasado 12 de septiembre en Kantunilkín, por elementos de la Fiscalía Anticorrupción, acusado de peculado.

La Fiscalía del estado presumió su detención a través de un comunicado como resultado “de una labor ardua de inteligencia”.

Luego de su detención, el hoy presidente municipal de Lázaro Cárdenas, Nirvardo Mena, lamentó la detención de su paisano de Holbox y dijo que era conocido en la isla como un emprendedor que “había generado fuentes de trabajo para muchas familias”.

Antes de ser tesorero de Lázaro Cárdenas se desempeñó como regidor por Nueva Alianza en el mismo Ayuntamiento, y buscó contender como abanderado del PRI a la presidencia municipal.

Según relatos de vecinos de la isla Holbox, Moguel Canto incrementó su fortuna con la llegada de su compadre Roberto Borge al poder.

En la naviera Holbox Expréss cuenta con 4 barcos que cruzan de Chiquilá a Holbox y viceversa, cada barco con valor que ronda los 15 a 20 millones de pesos.

Además es dueño de una flotilla de 50 carritos de golf, un súper “Chakté”, el hotel “Kuká” y de unas cabañas de lujo en construcción, conocidas como “Coconuts”, clausuradas recientemente por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.