Pisada fuerte.

Toyota presentó en Estados Unidos la que probablemente será la joya de la corona.

Melissa Rodríguez
Agencia Reforma
CARMEL, EU 23-Nov-2018 .-En la terracería de un rancho apartado, en caminos rurales llenos de curvas o en una amplia y transitada autopista: llevamos casi un día probando la nueva generación de la RAV4 de Toyota y aún no encuentro un escenario donde no se sienta cómoda.
 
A esta nueva generación la reconocerás fácilmente, pues deja atrás sus líneas curvas y bonachonas. Su aspecto exterior delata que se volvió más fuerte y vigorosa con líneas afiladas y faros LED angulares. De hecho, el diseño de la parrilla fue tomado de las icónicas pickups de la marca.
 
La primera prueba a la que sometimos esta camioneta fue en terracería. Aquí pusimos a prueba el nuevo sistema que le permite distribuir hasta el 50 por ciento del torque a las llantas que lo necesiten. La conducción en estos terrenos se siente muy afianzada y da al conductor la seguridad de que no se atascará en el camino. Incluso en una de las pruebas, una de las ruedas quedó fuera del pavimento y el sistema inmediatamente empujó la otra llanta trasera para que lograra salir.
 
También cuenta con un asistente de pendientes en bajada que resultó de especial utilidad en estos caminos, pues, con sólo presionar un botón, la camioneta hizo el descenso sin necesidad de tocar ninguno de los pedales.
 
La segunda prueba para esta RAV4 fue un tanto más normal, pues nos llevó por sinuosos caminos de montaña con vistas espectaculares al mar en la costa californiana.
 
Si bien esta camioneta ya se manejaba bien, ahora se siente incluso más afianzada al piso y poderosa. Su cascarón o plataforma es otro y esto permitió a los diseñadores darle 3 centímetros más de distancia entre ejes, también es más ancha y más alta; de la misma forma, cambiaron la posición de las llantas, ahora lanzadas más hacia el extremo de la carrocería.
 
Todo esto, combinado con las capacidades All Wheel Drive, da como resultado una camioneta que, además de superplantada al asfalto, ofrecer un manejo que da al conductor la confianza de pisar el acelerador incluso en caminos demandantes.
 
La renovación de esta camioneta no se quedó en el exterior, también integra un nuevo motor 2.5 litros de cuatro cilindros con inyección directa y 203 caballos de fuerza. Además, en lugar de una transmisión de 6 velocidades, ahora incorpora una de 8.
 
Toyota presentó en Estados Unidos la que probablemente será la joya de la corona: un modelo híbrido que promete un rendimiento de combustible de 17 kilómetros por litro. Pero aún no sabemos si estará disponible en el mercado mexicano.
 
La nueva generación de RAV4 en su versión de gasolina estará disponible en dos modelos: Limited y Adventure, esta última con opciones de personalización deportiva, como costuras de color en los asientos y combinaciones de tapicería.
 
En cuanto a equipamiento interior, destaca el espejo retrovisor que proyecta la imagen de la cámara trasera para mejorar visibilidad. También incluye pantalla de 7 pulgadas compatible con Apple CarPlay, cargador inalámbrico y techo panorámico.
 
Los precios y especificaciones para el mercado mexicano aún no han sido anunciados, pero se espera que RAV4 esté disponible en el primer semestre del 2019.
 
En general, esta nueva versión mejora un producto que ya era bueno. Si bien tiene cambios en motorización, asistencias y equipamiento, atrae mucho ahora que luce más deportiva y agresiva. Una de sus mayores ventajas es que no le tiene miedo a ensuciarse y salirse de verdad del camino, algo que no muchas SUVs pueden presumir.
 
TABLA
Motor: 2.5 litros y 4 cilindros
Potencia: 203 hp