Aconsejan regular consultas indígenas

41

Expertos en el tema consideraron necesaria la creación de una Ley General de Consultas Indígenas, que pueda dar certidumbre y certeza jurídica al desarrollo de los proyectos atorados en este sexenio.

POR: KARLA OMAÑA/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de actualmente existen varias iniciativas para implementar un correcto mecanismo en las consultas indígenas, ninguna es lo suficientemente clara y completa respecto a las medidas que deben aplicar para cada tipo de proyecto.
 
Por ello, expertos en el tema consideraron necesaria una Ley General de Consultas Indígenas, que pueda dar certidumbre y certeza jurídica al desarrollo de los proyectos atorados en este sexenio.
 
De acuerdo con Gabriel Baeza, director del área social del Centro de Investigaciones Interculturales Jurídicas y Ambientales (CIIJA), uno de los motivos por los que se ha impedido el desarrollo de las consultas y por lo tanto el desarrollo de los proyectos, se debe principalmente a impedimentos de orden jurídico o de movilizaciones sociales.
 
En el caso del sector energético, las consultas indígenas están consideradas entre los principales obstáculos por los cuales grandes proyectos de infraestructura proyectados para esta administración no avanzaron. Ahí está el caso del gasoducto Tuxpan-Tula, en Hidalgo, que quedó atorado por problemas con las comunidades.
 
También está el gasoducto Guaymas-El Oro, que fue perforado y levantado por la comunidad yaqui.
 
Por ello, de acuerdo con Baeza será importante contar con una Ley que cuente con los mecanismos necesarios para que la autoridad determine la procedencia de una consulta. Asimismo será necesario contar con el suficiente recurso humano para realizar todas las consultas, pues el Estado actualmente no cuenta con la suficiente capacidad operativa.
 
“No es lo mismo un parque eólico o un gasoducto a una planta solar pequeña, y por eso es importante darle a la autoridad los elementos técnicos sociales y ambientales para que se emita la procedencia de la consulta”, explicó.
 
De acuerdo con María Nieves García-Manzano, directora general de GMI Consulting, las consultas indígenas deben ser procesos que busquen llegar a acuerdos, mas no el impedimento de los proyectos.
 
“La consulta indígena es un proceso que busca llegar a acuerdos, no es una herramienta para negar proyectos, es un proceso de diálogo, no es una herramienta para frenar proyectos”.
 
“Hay algunos casos en los cuales debe haber consentimiento de las comunidades; dependiendo de las afectaciones habrá que tener el consentimiento de las comunidades o no”, dijo García-Manzano.
 
Asimismo señaló que tanto la certeza jurídica como la supervisión de las consultas deberán ser elementos necesarios para poder tener una Ley completa, que además de garantizar los derechos de las comunidades garanticen certidumbre a la inversión.