La transición del transporte sostenible

76

EL ORBITADOR

 
 

Por: Jimmy Herrera/Luces del siglo

Décadas atrás cuando se hablaba sobre los nuevos vehículos de transporte del futuro, siempre se hacía referencia a que estos serían completamente “eléctricos”, y que tarde o temprano ya no sería necesario la implementación del motor de combustión interna, ya que además de requerir de una energía fósil -como lo es la gasolina- para su pleno funcionamiento, dicho recurso natural habrá de terminarse.
 
Hoy en nuestros días dentro de lo que corresponde al sector automotriz, podemos hablar de que efectivamente sí se está logrando realizar esa transición de ir dejando poco a poco la dependencia de los hidrocarburos, por el uso de nuevos vehículos a base de motores eléctricos alimentados –por así decirlo- de “baterías recargables”.
 
Por ejemplo, algunas compañías como Toyota o Ford han logrado construir nuevos vehículos de los cuales han denominado como “Híbridos”, ya que por una parte siguen haciendo uso de un pequeño motor de combustión interna, pero está unido a su vez a un motor eléctrico que optimiza el kilometraje y, en gran medida, el rendimiento del sistema de la unidad. Por cierto, algo que me ha llamado mucho la atención sobre este tipo de vehículos híbridos, es que sus baterías se recargan cuando se aplican “los frenos” mientras uno lo va manejando.
 
No es de extrañarse que cuando siempre se han tratado este tipo de temas como lo son los nuevos desarrollos tecnológicos dentro de la industria del transporte, ponen de los nervios a la mayoría de las compañías petroleras, pues no sólo están convencidos que este tipo de tecnologías habrá de pegarles muy duro a sus propios intereses económicos, sino que están viendo ya por si mismos que esa transición de ir haciendo a un lado a los hidrocarburos en los nuevos vehículos ha comenzado.
 
Ingenieros mecánicos estadounidenses ubicados en Silicon Valley inspirados por los conocimientos del gran físico e ingeniero eléctrico de origen serbio, Nikola Tesla, dedicaron sus esfuerzos para lograr consolidar un nuevo tipo de vehículo que utiliza un motor totalmente eléctrico, y que además de ser limpio con el medio ambiente, no requiere absolutamente nada de gasolina. Fue de esta forma que en 2003 surge la empresa “Tesla Motors Inc”, y que se dio a conocer en el mundo entero con su famoso automóvil deportivo llamado “Tesla Roadster”.
 
Dentro del plan maestro de Tesla Motors se espera que con sus vehículos se pueda acelerar la transición del transporte sostenible, para combatir el calentamiento global y detener por completo las emisiones de gases nocivos en las ciudades. Esta compañía además de cotizar en la bolsa de valores, ha obligado rotundamente a otras empresas automotrices y de reconocidas marcas el enfocar sus esfuerzos por generar programas que desarrollen y diseñen nuevos vehículos eléctricos, que servirán para hacerle competencia al coche Tesla, como por ejemplo el modelo “Chevy Volt” de General Motors, y el “Nissan Leaf” de Nissan.
 
Tesla Motors ha sacado recientemente al mercado su nuevo vehículo “Tesla Model S”, que cuenta con un sistema de propulsión eléctrico que acelera de 0 a 100 km/h en sólo 2.7 segundos. Por lo visto todas las gasolineras tendrán ya sus días contados.