No hay mejor acuerdo.- May

80

Votará la Cámara el 11 de diciembre; afronta Premier críticas por pacto.

Staff Reforma

LONDRES.- Theresa May empezó la laboriosa tarea de lograr el apoyo del Parlamento para su plan del Brexit. La Primera Ministra británica compareció ayer ante la Cámara de los Comunes para defender el pacto de salida que logró el domingo con la Unión Europea (UE) y conseguir el aval del Parlamento antes del 11 de diciembre, la fecha fijada para la votación que tendrá lugar tras cinco días de debate.

En ese momento, los diputados británicos deberán decidir si aceptar lo pactado hasta ahora o rechazar el proyecto, que podría llevar al temido escenario de un Brexit sin acuerdo.

“Puedo decir con toda certidumbre que no hay un mejor acuerdo disponible y los líderes (europeos) fueron claros en esto ayer (el domingo)”, afirmó May. Asimismo, alertó de los peligros si no se logra el aval de la Cámara, donde no cuenta con la mayoría. “Nadie sabe qué pasará si este acuerdo no pasa, se abriría la puerta a más división y más incertidumbre, con todos los riesgos que esto conlleva”, manifestó.

La Primera Ministra apostó, desde la votación de 2016, por un pacto intermedio que permita acceder al mercado de la UE pero que permita recuperar control en aspectos como la migración. Sin embargo, este proyecto fue criticado desde el primer momento hasta por miembros de su propio Partido Conservador. Además de no tener el apoyo del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), May debe convencer a 100 parlamentarios que afirmaron que rechazarán el pacto en diciembre. “En la actualidad, la mayoría de los miembros honorables y honrados no votarán a favor del acuerdo”, aseguró la conservadora Anna Soubry.

Por su parte, el laborista Jeremy Corbyn, el líder de la Oposición, pidió a la Primera Ministra un plan B en el caso de que el pacto del Brexit no sea aprobado por el Parlamento británico.

“Este acuerdo no tiene el apoyo de esta Cámara o del país en su conjunto. En vez de amenazar a la Cámara con el escenario de una salida sin acuerdo, la Primera Ministra necesita preparar un plan B, algo que sus predecesores no hicieron”, dijo Corbyn.

El nuevo proyecto debería incluir, según el político, garantías de que el país permanecerá en la unión aduanera y en el mercado común, así como protecciones a los derechos de los trabajadores.

La petición, no obstante, está amenazada por las advertencias del presidente de la Comisión Europea, JeanClaude Juncker, quien afirmó que este pacto es el único posible antes del 29 de marzo de 2019, el último día de Reino Unido como miembro del Bloque.