Siguen los éxitos para “Los Miserables”

65

La obra “Los Miserables” se presenta en el Teatro Telcel de jueves a domingo. Aquí el elenco completo.

 
 
 

POR: GABRIELA TORRES ORTEGA

CIUDAD DE MÉXICO.- Este fin de semana, el actor argentino Gerónimo Rauch acudió a ver la obra musical de “Los Miserables” que se presenta en la Ciudad de México desde hace ya varios meses. Rauch ha protagonizado esta obra en Londres, Madrid y Buenos Aires, así como “El fantasma de la ópera” en la capital inglesa y “Jesucristo Superestrella” en la capital española.
 
“Los Miserables” es una adaptación de la obra maestra del escritor y político Víctor Hugo, publicada en 1862. Esta belleza literaria da un contexto explícito de la situación que vivía el país europeo después de la Revolución Francesa (que comenzó el 14 de julio de 1789 y marcó el fin del régimen monárquico).
 
Este cambio social buscaba afanosamente ideales como la libertad, la igualdad y la soberanía popular. Sin embargo, casi cien años después, Víctor Hugo expuso que lo que había cambiado era el mando de quien regía el país y no el trasfondo político, social ni económico.
 
“Los Miserables” no sólo se enfoca en la perspectiva del amor, sino en el compañerismo y en las injusticias y sinsabores que millones de personas viven a diario y que buscan afanosamente un cambio positivo para ellos y para quienes les rodean.
 
Como sucede después de las guerras, Francia vivía en la incertidumbre y las clases políticas y sociales seguían teniendo una marcada diferencia. Jean Valjean es encarcelado por robarse un pan; durante su estancia en la prisión, Javert, uno de los guardias de aquella mazmorra, tiene un peculiar odio contra él.
 
Años después, Valjean sale libre y cambia su identidad, pero seguirá siendo perseguido por los fantasmas del pasado. Diferente, duro y hasta con un carácter agrio, este personaje odia a la sociedad francesa y hará hasta lo imposible por hacer el cambio que Francia necesita.
 
Sin duda, vale la pena ir a ver esta obra musical, llena de vida y que, con ayuda de la música y la ambientación, el espectador puede sentirse como si fuera parte de aquella época.