Rechazan diputados a ‘superdelegados’

61

Legisladores locales llamaron a defender el federalismo y el equilibrio de poderes, ante el anuncio del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

 
 
 

POR: ALEJANDRO CASTRO

CANCÚN, Q.ROO.- Las fracciones parlamentarias de Acción Nacional (PAN) y del Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso del estado rechazaron la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.
 
Coincidieron que con los cambios a la legislación se pretende instalar la figura de delegados de los programas federales en cada en entidad, a los que ya se conoce como “súperdelegados”, pues controlarán el presupuesto y la ejecución de programas federales.
 
Jesús Alberto Zetina Tejero, coordinador parlamentario del PAN, criticó la presencia de los “superdelegados” pues creará tensión en los estados.
 
Recordó que ante el anuncio del primer mandatario electo, esos puestos serán ocupados por ex candidatos a las gubernaturas, como en los casos Yucatán, Jalisco o el Estado de México.
 
Zetina Tejero llamó a defender el federalismo porque es “una cuestión de principios y convicción democrática”. Además de valorar un equilibrio de poderes, pesos y contrapesos.
 
El legislador expuso en tribuna que defender el federalismo no es un chantaje ni nerviosismo ante el presupuesto federal de 2019.
 
La reforma legal, comentó, aunque quieran presentarla como un catálogo de buenas intenciones, la realidad es que concentra el poder, es retrógrada e inconstitucional.
 
Además, la negativa para instituir criterios técnicos en la designación no contribuye en nada para frenar la polarización que prevalece en la sociedad.
 
Zetina Tejero aseguró que los diputados locales de Acción Nacional respaldan a los 12 gobernadores de su partido que se han manifestado en contra de la reforma, incluido el de Quintana Roo, Carlos Joaquín González.
 
El posicionamiento del PAN contó con el aval del presidente de la Gran Comisión, Eduardo Martínez Arcila, y el priista Raymundo King de la Rosa.
 
Martínez Arcila dijo que como legisladores e integrantes de los poderes estatales, se requiere alzar la voz y “dejar claro” que se defenderá el federalismo y la autonomía de Quintana Roo.
Consideró que la postura centralista del próximo gobierno federal “es algo que ya se veía venir”, y llamó a cerrar filas para respaldar la postura del gobernador Carlos Joaquín González.
Es preocupante la intención de un senador de la República desaparecer los poderes en los estados donde los gobernadores no acepten esa postura.
 
Lo anterior, pues Félix Salgado Macedonio, quien preside la Comisión de Defensa Nacional, advirtió que la Cámara Alta podría desaparecer los poderes donde no se ajusten a las políticas del presidente electo.
El integrante de Morena advirtió a los gobernadores que en el Senado se discute y analiza la viabilidad de esas leyes, y que serán garantes de su cumplimiento, al indicar que “aquel gobernador que no se ajuste al lineamiento constitucional, aquí se puede dictar la desaparición de poderes”.
El priista Raymundo King de la Rosa consideró como “grave y delicada” la modificación de una República federalista a una centralista.
 
La reforma es un retroceso y un insulto al régimen republicano que tiene México y en el cual está representado el voto popular, aseguró.
 
Juan Ortiz Vallejo, diputado independiente, exhortó al jefe del ejecutivo electo actuar con paciencia y dejarlos trabajar, “antes de hacerse una mala opinión de su gobierno”.
En Quintana Roo, Arturo Abreu Marín será el delegado del gobierno federal, de acuerdo al anuncio del presidente electo.