Acaba tregua en Solidaridad

Laura Beristáin Navarrete (izq.) y Cristina Torres Gómez (der.) compitieron en la pasada elección por la presidencia municipal de Solidaridad.

 
 

POR: ALEJANDRO CASTRO

CANCÚN, Q. ROO.- Por presuntas irregularidades financieras, la presidente municipal de Solidaridad Laura Beristáin anunció que se realizará una auditoría externa a la administración de su predecesora, María Cristina Torres.
 
“Se han detectado en diferentes direcciones inconsistencias, que por la cantidad e importancia de estas, me veo en la necesidad de solicitar una auditoría externa”, soltó la alcaldesa.
 
En conferencia de prensa, Beristáin afirmó que dicha auditoría revisará “de forma justa y legal” todas las responsabilidades pertinentes, para ejercer “las medidas que correspondan”.
 
Sostuvo que sus acciones están encaminadas a informar a la sociedad sobre el estado real en que se recibió la administración con respecto a la situación financiera, administrativa, patrimonial y legal.
 
Alegó que de acuerdo con “los principios de la Cuarta Transformación” se llevarán a cabo los procesos de revisión e investigación.
 
Laura Beristáin omitió presentar cuáles fueron las irregularidades detectadas, en qué dependencias y de qué montos se tratan, bajo el amparo de “guardar la secrecía en favor del debido proceso y la presunción de inocencia”.
 
“En concreto, se registran irregularidades en el gobierno de Cristina Torres, y Laura Beristáin solicita auditoría externa”, reiteró.
 
Por su parte, el tesorero municipal Luis Fernando Vargas Aguilar aseveró que con un despacho externo se tendrá “mayor certeza” de los resultados del proceso de entrega-recepción.
 
Aunque no dio a conocer de qué despacho se trata, afirmó que éste deberá estar certificado por el Colegio de Contadores de Quintana Roo y tener experiencia suficiente.
 
Laura Beristáin Navarrete y Cristina Torres Gómez compitieron en la pasada elección por la presidencia municipal de Solidaridad.
 
Torres Gómez buscaba la reelección, pero la morenista obtuvo la victoria por una reducida ventaja, incluso, ambas se proclamaron ganadoras al finalizar el día de la elección.
 
En el primer encuentro que sostuvieron para el proceso de entrega-recepción, Laura Beristáin aseguró que no haría una “cacería de brujas” y se dedicaría a gobernar.
 
Al ser cuestionada entonces sobre si presentaría denuncias en caso de encontrar irregularidades, respondió que esperaba que no sucediera.
 
“Mi trabajo va a ser gobernar, o me pongo a cazar brujas o me pongo a gobernar, y la verdad es que no, apenas y voy a tener tiempo de gobernar este amplio municipio que tiene bastantes necesidades, y le vamos a dar soluciones a algunos temas”, alegó.
 
Por su parte, Cristina Torres afirmó que entregaba un municipio con finanzas sanas y dijo sentirse satisfecha por sus resultados en materia de disciplina financiera.