París es una fiesta

55

El brasileño tuvo un partido destacado ante el sub campeón de la Champions.

 
 

POR: STAFF/LUCES DEL SIGLO

PARÍS, FRANCIA.-Neymar hizo gala de sus festejos y habilidad para contribuir en la victoria del París Saint Germain 2-1 sobre el Liverpool. Los dirigidos por Thomas Tuchel fueron más contundentes de cara al arco y su triplete causó estragos en la defensa de un equipo inglés que sumó tres derrotas como visitante en la presente edición de la Champions League.
 
La intención del equipo parisino era atacar y la dejó clara desde el principio; desde los primeros minutos de juego, Neymar, Mbappé y Cavani se hicieron protagonistas del juego, apoyados en la recuperación de pelota por un sólido Marco Verratti. En tanto que el Liverpool tuvo problemas para superar esa presión, ni Firmino, ni Salah ni Mané encontraban forma de pasar.
 
Poco más de 10 minutos pasaron para que el PSG acorralara al Liverpool en su área y el lateral Juan Bernat pateó al arco de y poner el primer gol del partido.  Los dirigidos por Jürgen Klopp intentaron reaccionar pero fueron llegadas aisladas de Salah o James Milner.
 
A ocho minutos del final de la primera parte, Verratti iniciaría un contragolpe al jugar la pelota con Neymar, quien se descolgó entre los defensores para poner un pase a profundidad por al izquierda a Mbappé; el campeón del mundo centró con la parte externa del pie para Cavani quien rebotó el balón en el arquero, la pelota quedó a merced de Neymar quien sin dudarlo puso el balón adentro.
 
Antes de que acabara la primera parte, Di María hizo una falta en el área sobre Sadio Mané que el árbitro consideró como penal. James Milner fue el encargado de hacer el cobro y acercar al equipo al marcador.
 
Para el complemento el PSG demostró un mejor manejo del encuentro y aunque cedió la pelota y la iniciativa al Liverpool, los ingleses no demostraron más peligro para el arco de Buffon.