Estampas australes

Los senderistas más apasionados desean recorrer los caminos del Parque Nacional Torres del Paine.

Patricia Miranda Arizmendi
Agencia Reforma
REGIÓN DE MAGALLANES, Chile 24-Nov-2018 .-Para andar por esta tierra conviene tener un espíritu aventurero y la pasión para realizar un safari fotográfico.
Uno de los grandes imanes que atrae a los viajeros a la Patagonia chilena es el Parque Nacional Torres del Paine, declarado por la UNESCO en 1978 como Reserva Mundial de la Biósfera y nombrada en 2013 como Octava Maravilla del Mundo. Pero más allá de admirar las esculturas que la naturaleza ahí ha tallado en hielo y piedra, hay que agregar alguna bella población al itinerario.

Un memorable trekking
Los senderistas más apasionados desean recorrer los caminos del Parque Nacional Torres del Paine.
Muy socorrido es el circuito “W”, que con una extensión de 76.1 km se realiza en cinco días. O el circuito “O”, que con 93.2 km requiere de entre siete y 10 días de ardua caminata.

Quienes van de pisa y corre se emocionan si logran ver a lo lejos los fotogénicos Cuernos del Paine, quienes gozan de más tiempo libre y, también son más osados, sueñan con llegar a la base de las famosas Torres del Paine. Además de ver estas caprichosas obras de la naturaleza, los excursionistas pueden avistar cóndores, guanacos (llama austral) y ñandúes (ave emparentada con el avestruz).

Belleza tallada en hielo
Puede que el Macizo del Paine sea el ángulo más famoso, pero este famoso parque nacional también presume otros parajes que hipnotizan por su belleza como el Glaciar y el Lago Grey.

Luego de caminar por unos 30 minutos sobre una playa pedregosa, los visitantes pueden apreciar un cementerio de témpanos de hielo.
Conviene sentarse en algún lugar para disfrutar del silencia -sobrecogedor- y del congelado panorama.
Algunos bloques de hielo se ven transparentes y blancos; otros, alcanzan a verse azules y hasta violáceos.

Puerto Natales
Su historia se ha tejido con madejas de la más pura lana, pues desde aquí solía exportarse a Europa la carne y las zaleas de cientos de ovejas.
Trabajo había de sobra. Así que pronto Natales, como le dicen de cariño, fue poblada por inmigrantes alemanes, ingleses, escoceses y por chilenos provenientes de Chiloé.
Ubicada tres horas al norte -por carretera- de la capital magallánica, Punta Arenas es hoy meca de excursionistas que desde aquí planean sus itinerarios.

Esta encantadora población no sólo parten viajeros que desean realizar excursiones al Parque Nacional Torres del Paine, sino también a las vecinas atracciones de la Patagonia argentina, como El Calafate, El Chaltén o el Glaciar Perito Moreno. Más que un sitio de paso, hay que detenerse unos días para disfrutar de su jovial ambiente. Merodear por la Plaza de Armas y disfrutar de un buen cordero y una cerveza artesanal. Un paseo imperdible se da por su Costanera, bañada por las aguas del Canal Señoret.

Una experiencia singular
En el pasado, los productos derivados de la industria ovina eran procesados en el Frigorífico Bories, en Puerto Bories. En la actualidad, este sitio se ha convertido en un peculiar museo y hotel de lujo: The Singular Patagonia.

Ubicado a sólo cinco kilómetros de Puerto Natales, en este alojamiento los viajeros conocen la historia de los pioneros que habitaron esta zona, admiran máquinas centenarias, mientras disfrutan de un exquisito servicio. Las habitaciones cuentan con amplios ventanales que permiten apreciar bellos paisajes.
Quienes ahí se hospeden pueden practicar senderismo o realizar cabalgatas para observar un poco de la vida ganadera. Los tratamientos del spa, así como la gastronomía también son excelsos. Hay que probar Cordero al Palo y maridarlo con una copa de buen vino chileno.

TABLA
Guía práctica

Cómo llegar
LATAM tiene vuelos directos desde la CDMX a Santiago de Chile. Esta misma aerolínea cuenta con vuelos de temporada directos de Santiago a Puerto Natales (inició el 13 de noviembre). Vuela dos veces a la semana los días martes y sábado durante los meses de noviembre, diciembre y marzo y 4 veces por semana durante enero y febrero (lunes, martes, jueves y sábado).
Cuando no hay temporada de vuelos directos, hay que volar (también con LATAM) de Santiago a Punta Arenas y de ahí transladarse por carretera a Natales.

Cuándo ir
La temporada alta va de noviembre a marzo, pues en el verano austral hay muchas horas de sol.
En el invierno, las noches son más largas, hay más frío pero suele haber menos viento.

Dónde dormir
En el Parque Nacional Torres del Paine una buena opción es el Hotel Lago Grey.
En Puerto Natales, el Hotel Natalino, Índigo.
Y en Punta Arenas, el Hotel Cabo de Hornos o el Hotel Isla Rey Jorge.

QUÉ PROBAR
El cordero al palo es un obligado y la región tiene una gran cantidad de restaurantes, galpones y estancias donde se puede probar. Nada como formar parte de un asado, de su larga preparación, y disfrutar del aroma mientras se escuchan historias y se bebe una cerveza austral, un buen vino chileno o un aromático mate.

Qué empacar
Rompevientos, botas para caminar, lentes de sol, guantes y bufanda.

Más información
www.latam.com
www.parquetorresdelpaine.cl/es
www.lagogrey.cl
www.sernatur.cl
www.patagonia-chile.com/site/
www.chile.travel