Tsunami femenino

92

Hoy las voces hablan de lo que antes era intocable, son cada vez más, expresa la escritora Cristina Rivera Garza.

 
 
 

POR: REBECA PÉREZ VEGA/AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JAL.- Las voces de las mujeres han dejado el silencio y han tomado impulso como el de un poderoso tsunami.
 
Antes, si se quería ser tomada en serio no se debía hablar sobre los entretelones de la literatura mexicana, ni sobre el acoso, la misoginia y subestimaciones de la que eran objeto las mujeres. Hoy las voces hablan de lo que antes era intocable, son cada vez más, expresa la escritora Cristina Rivera Garza.
 
“Las cosas han cambiado, pero a veces no para mejorar, creo que seguimos viviendo en círculos muy cerrados, hay que bregar mucho para abrir conversaciones, reconocer presencias, visibilizar cuerpos que han sido invisibilizados”, agrega la dos veces ganadora del Premio Sor Juana Inés de la Cruz en sus ediciones de 1997 y 2009, que otorga la Feria Internacional del Libro.
 
“La diferencia fundamental es que antes me sentía sola en este quehacer, los consejos que me daban era que si quería que me tomaran en serio no hablara de esas cosas, ahora está este tsunami y me siento más acompañada”.
 
La autora, nacida en Matamoros y radicada en Houston, participó en el libro Tsunami, una antología de ensayos y posturas sobre el papel de la mujer en estos días, que se presentó en el marco de la FIL.
 
En este volumen hay textos que hablan sobre el poder que los hombres ejercen en los talleres literarios, en las etiquetas a las que se somete una mujer que escribe y habla en una lengua originaria, hasta la trayectoria que ha trazado la violencia histórica y cultural en el País, pero también de los movimientos de resistencia.
 
El título, editado por Sexto Piso y compilado por Gabriela Jáuregui, cuenta con reflexiones de doce autoras entre ellas Brenda Lozano, Diana J. Torres, Jimena González, Margo Glantz, Sara Uribe, Verónica Gerber y Yolanda Segura.
 
“Es una antología que me parece está tocando las fibras más finas de nuestro presente tan problemático, trágico en muchos aspectos, pero también que mira hacia el futuro, están ahí escritoras de primera calidad, a las que admiro muchísimo como Yasnaya Aguilar que es una pensadora sin la cual me resultaría muy difícil entender de qué se trata lo que vivimos.