Brinda dúo velada para repetirse

La chelista Temenuzhka Ostreva y la pianista Nargiza Kamilova se presentaron esta semana en el Aula Magna.

 
 
 

POR: DORA ISABEL FRANCO/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La gratificante travesía musical del Dúo Kamos iniciada hace un par de años por medio de las sonatas para chelo y piano de Beethoven, continuó con su presentación en el Aula Magna, del Centro Cultural Universitario.
 
Mediante la Sonata No. 3, Op. 69, tanto la chelista Temenuzhka Ostreva como la pianista Nargiza Kamilova dejaron escuchar nuevamente una gran afinidad con la música del autor alemán, además de lograr el balance presente en esta partitura para sobresalir por igual tanto la parte del piano como la del instrumento de cuerdas.
 
Tanto el carácter sombrío de algunos pasajes del primer movimiento, como la vivacidad de la segunda mitad del tercer movimiento fueron claramente resaltados por ambas concertistas.
 
La velada comenzó con una emotiva versión de “Elegía”, del francés Gabriel Fauré, para dar paso al conjunto de variaciones sobre el aria de Papageno: Ein Mädchen oder Weibchen, de “La Flauta Mágica” de Mozart. En ellas el autor logra mantener vivo el carácter alegre del personaje de la ópera mozartiana.
 
La segunda mitad no estuvo exenta de gran quehacer musical. A través de la Sonata Op. 40 en Re menor, de Dmitri Shostakóvich, el dueto mostró su faceta virtuosa. Y vaya que la partitura del ruso es compleja para ambos instrumentos, no obstante, la precisión conseguida, en especial en el trepidante último movimiento, resultó digna de ovación.
 
Los asistentes, que ocuparon una parte de la planta baja del recinto, aplaudieron de pie, haciéndolas regresar para brindar de encore “En el estilo de Albéniz”, del también ruso Rodion Shchedrin.
 
Sin duda un programa que debe repetirse al menos una vez más y con mayor difusión para llegar a más audiencia.