Luces del siglo

El tiempo - Tutiempo.net
Lucesd del Siglo Logo Agencia Reforma Logo

DEUS EX MACHINA

6 diciembre, 2018
Facebook
Twitter
YouTube
Instagram

CON M MAYÚSCULA

 

 

 

POR: BIBIÁN REYES/LUCES DEL SIGLO

UNO

Las conversaciones de sobremesa siempre eran amenas y llenas de historias de las que un hombre maduro tiene en demasía, viejas creencias y devoción matizan los eventos relatados, la memoria ágil va trayendo remembranzas de sucesos y aventuras, ya sea en la capital del país o allá en Oaxaca de donde es originario. Su familia le escucha atenta relatar las ya muy masticadas historias que forman parte entrañable del colectivo, Guadalupe sin perder atención al relato, me va dando un poco más detalles en corto, mientas aprieta mi mano con emoción.

 

Esta historia en particular era dramática, viajan al pueblo paterno a la fiesta anual en honor a la virgen de Juquila, culto muy extendido entre la gente de esa región, lleno de instrumentos y equipo de sonido, músicos y familia marcha el viejo camión alquilado en la Ciudad de México y por ende poca pericia posee el chofer en esos caminos entre la sierra que divide el altiplano y los valles del antiguo reino Mixteco, por tanto las subidas lodosas y las pendientes con voladeros en ambos lados cada vez le exigen más atención y control, los frenos de atole van siendo más necesarios a la vez que insuficientes, la curva cerrada impide tomar fuerza para sobrepasar la empinada cuesta, el camión avanza unos cuantos metros luego ni la sobremarcha es suficiente para lograr continuar, el gran peso se carga hacia atrás obligando al operador a soltar el acelerador y pisar con todas sus fuerzas el freno, con la sacudida las llantas inmóviles comienzan a resbalar en diagonal aproximándose peligrosamente a la orilla sin margen de maniobra, ya sudaba el conductor cuando dejaron el camino con asfalto ahora perla su frente por la zozobra, les ordena a todos bajar y buscar piedras para atrancar las llantas, la pierna se entume por la fuerza sobre el pedal y comienza a temblar, todos corren buscando rocas grandes en un camino liso como una moneda, entonces Celio que no se apartó del chofer, cierra los ojos y pronuncia bajo estas palabras “Virgen de Juquilita ayúdanos por favor”.

 

Diez o quince segundos interminables de gran angustia y luego, por la casi infranqueable ladera aparecen seis o siete hombres con lazos y tablones, detrás de ellos un tractor con cadenas en las ruedas avanza lento pero firme, incrédulos exclaman cada uno a su modo las emociones contenidas, para luego pedir ayuda a los inesperados que vienen de desatascar una camioneta del fango en una brecha próxima…

DOS

Fue muy doloroso Bibián, haberlo visto no una sino dos veces de la mano paseando con la chica esa, pero ya me conoces, la primera vez me detuve, bajé del carro y le dije, oye él es mi esposo, está casado conmigo mira, y le enseñaba el anillo en mi dedo, ella con los ojos muy abiertos me miraba y decía, cálmese si no somos nada, solo vamos caminando juntos, yo iracunda me di media vuelta y me fui llena de rabia a llorar a mi casa, luego ya en privado no te puedes imaginar la pelea, el llanto, los reproches y la impotencia, luego la segunda vez que los vi les dije, no que no eran nada, la chica no se atrevió a decir nada, él también se quedó mudo.

 

Luego ya en el trámite del divorcio se empezó a llevar sus cosas, caí en depresión, tuve terapia psicológica, me la pasaba llorando pero no podía dejar de ir a trabajar, dar clases de alguna manera mantenía mi mente ocupada, lo más difícil era llegar a mi departamento y saberme sola, comencé también a armar rompecabezas de muchísimas piezas, en ello me pasaba el tiempo en casa, dejé también de arreglarme bonita y comencé a usar ropa holgada, no quería llamar la atención de nadie, sabes también que como estoy ben nalgona desde que era estudiante era un problema andar en la calle y en los camiones no faltaba el cabrón que me agarraba una nalga o las dos, a mi más que coraje me daba miedo, pero no le decía a nadie, sólo llegaba a mi casa y me ponía a llorar de impotencia, por eso cuando me comenzó a ir bien junté para sacar mi carro, ya entonces me había casado y me causaba alegría ver a mi marido llegar por mí en mi Jetta rojo nuevecito de agencia.

 

Ese fue otro problema luego de que ya se había salido de mi departamento, a fuerzas quería el carro, yo lo había pagado de mi bolsa, pero este cabrón me hizo cuentas de cosas que él había comprado y en suma era casi la mitad del valor del coche lo que le tenía que dar, entonces de tan desgastada que estaba, llevé a vender mi coche, me dolió un chingo, porque me había costado mucho comprarlo y me hacía mucha falta ya te dije por qué, pero con tal de no verle la cara al fulano le di el dinero que me peleaba para ya no tener que estarle escuchando cobrarme o tener que dárselo.

 

Yo salía y tomaba taxi, y de regreso lo mismo, pero también los taxistas son bien cabrones y no faltaba el que me decía alguna cosa, ya era fin de año yo no quería ir a la cena que la universidad da a los maestros, no tenía nada que celebrar ni había puesto adornos navideños ni nada, al final me arreglé y me fui a la cena, comenzaron las rifas y la convivencia, casi al último tocó el premio más grande, y ¿qué crees?, que me lo saco Bibián, ¡nuevecito me gané el cochecito! Al otro día fui a recogerlo, ¡quiero mucho a mi atitos!

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Notícias de interés

Multan a Potros por bronca con Oaxaca

La calentura de los jugadores le costará en lo económico

Va Macías al León

Macías tuvo un semestre muy destacado con la Sub 20 de las

Hay oportunidad de revancha

El Clásico Joven se definirá de nuevo en el Estadio

Defenderán Fórmula 1 en México

El directivo de CIE consideró que hay el evento ha traído

Piden revisar reducción de IVA-frontera

Hernández Licona advirtió que esta medida de reducir los

Reprochan en Michoacán seguridad de AMLO

La dirigencia del PRD en Michoacán calificó como

Se relaja América previo a la Final

Ya en el entrenamiento los jugadores apenas realizaron

Avalan licencia a Martínez para ir al IMSS

El IMSS no es "la caja chica" para patrocinar campañas de

Muere el etnomusicólogo Thomas Stanford

Thomas Stanford, etnomusicólogo estadounidense radicado en