Prioriza agua y seguridad

Ofrece triplicar recursos para líquido; desaparece cuerpo de granaderos.

Samuel Adam/ Reforma

Con la prioridad de atender la crisis del agua y de seguridad en la Ciudad, Claudia Sheinbaum tomó protesta como Jefa de Gobierno capitalina “Triplicaremos el presupuesto anual para agua y drenaje”, señaló. “El objetivo es disminuir fugas, distribuir mejor, captar agua de lluvia, para llevar agua todos los días a todas las viviendas disminuyendo la sobreexplotación del acuífero”.

Este aumento representa alrededor de 5 mil millones de pesos más para agua. La Jefa de Gobierno asumió el compromiso de dedicar una hora de trabajo diaria a la revisión de la operación hidráulica con el director del Sacmex.

También, buscarán la conclusión inmediata del Túnel Emisor Oriente, el mantenimiento del drenaje profundo y el proyecto de rescate del ex lago de Texcoco. En seguridad, renovará las reuniones diarias del gabinete de gobierno, seguridad y justicia, que instauró en su gestión Andrés Manuel López Obrador.

En paralelo, habrá reuniones en las 70 coordinaciones territoriales, con la presencia de la Procuraduría General de Justicia, la Secretaría de Seguridad Pública y representantes de la Jefa de Gobierno.

Además, capitalinos podrán formar parte de comisiones de seguridad ciudadana y protección civil en los 847 cuadrantes de la Ciudad. También prometió eliminar en enero el cuerpo de granaderos, como culminación de una lucha social que viene desde la represión del movimiento estudiantil de 1968. Los integrantes de ese cuerpo pasaran a un agrupamiento que se creará para tareas de protección civil.

Sheinbaum fue severa con el gobierno anterior de Miguel Ángel Mancera. “En los últimos años, vivimos el abandono del servicio público y la democracia, se estableció un modelo de desarrollo urbano desigual que privilegió la ganancia inmobiliaria sobre el interés público, que ahondó las desigualdades”, dijo.

Aseguró que el gobierno de Mancera se dedicó al espionaje político y privilegió el interés clientelar y de grupos por encima de los derechos sociales. “Utilizó la fuerza para reprimir al pueblo y regresó la corrupción; provocó el abandono de los servicios públicos y el regreso de la inseguridad”, aseveró.