Va a contrarreloj compra de bonos

228

Aseguran expertos que idealmente debe plasmarse en el PEF 2019.

 
 

Belén Rodríguez/ Reforma

A las complicaciones financieras y legales que trae consigo lograr un acuerdo con los tenedores de los bonos del Aeropuerto de Texcoco se debe agregar otra más: El tiempo. Entre los factores que presionan una negociación rápida se encuentra que idealmente el acuerdo se cierre antes de que se presente el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), que tiene como límite el 15 de diciembre, señaló Sergio Luna, director de análisis económico en Citibanamex.

 

Esto, dijo, con el objetivo de que en el documento queden plasmados los recursos que se estarían destinado, tanto a un nuevo proyecto, como al proceso mismo de la cancelación.

 

Si bien Luna considera que la oferta de recompra es un esfuerzo positivo por parte de las autoridades hacendarias, señaló que se está gastando tiempo y talento en resolver este problema, recursos que deberían estar concentrados en preparar el PEF.

 

Otro punto importante, consideró, es la necesidad de evitar que se sigan destinando recursos a una construcción que ya se sabe no logrará concluirse ni dar fruto alguno, además de que se estará financiando un proyecto que ya no existe. “¿Cuántos años nos vamos a aventar de tirar la TUA (Tarifa de Uso Aeroportuario) a pagar un proyecto fallido?”, cuestionó Juan S. Musi, director de fondos en CIBanco.

 

Sin embargo, mientras las autoridades tienen el tiempo encima, los inversionistas no cuentan con esa restricción y hasta ahora algunos ya se han mostrado en desacuerdo con los mecanismos a través de los cuales el Gobierno busca mitigar los daños para los tenedores. “No tienen prisa, tiene más prisa el Gobierno y creo que la postura de los tenedores será firme”, señaló Musi.

 

El martes, un grupo de tenedores de bonos del Aeropuerto de Texcoco que en conjunto poseen 50 por ciento de una de las cuatro seres emitidas, ya rechazó la propuesta de recompra del Gobierno.

 

Para Musi, el mayor costo es el precedente que se está sentando, ya que con las dudas generadas a inversionistas, será complicado que resulten atractivas otras posibles emisiones.

 

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). consideró que la negociación con tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto podría llevar a un proceso largo y además se podría caer en el riesgo de emplear recursos públicos para salir adelante en esa operación.

 

“Es un tema delicado porque para hacer la oferta de recompra de bonos al 90 por ciento están destinando recursos que ya se captaron y están en el fideicomiso y que evidentemente los tenedores de los bonos, teniendo mayoría, pueden entrar en una negociación que encarezca la recompra de bonos y que incluso sea mayor a uno (dólar) es decir, no al 0.90 sino mayor a uno”, comentó el líder empresarial.