Arranca Gobierno con 254 asesinatos

215

Advierte grupo civil falta de coordinación ante inseguridad que está desbordada.

Benito Jiménez/ Reforma

Al menos 254 personas fueron ejecutadas durante la primera semana de diciembre en 24 estados del País, en el arranque del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Los hechos incluyeron enfrentamientos armados entre grupos criminales, multiejecuciones, ataques a fuerzas de seguridad, víctimas con señales de tortura, descuartizados y narcomensajes.

En Ciudad de México se produjeron al menos 11 crímenes, entre ellos el de quien fuera abogado de Los Zetas, acribillado en Coyoacán. Además el jueves se registraron dos tiroteos en la Alcaldía Gustavo A. Madero donde murieron seis personas.

En Reynosa, Tamaulipas, elementos del Ejército abatieron el martes a un criminal armado presuntamente al repeler una agresión. Ahí mismo, policías estatales abatieron el jueves a otras tres personas.

En La Huerta, Jalisco, seis policías estatales murieron el lunes acribillados por un comando que al perecer intentaba rescatar a un detenido. En Puebla, ese mismo día siete hombres fueron abatidos en un presunto enfrentamiento entre grupos criminales en la autopista PueblaOrizaba.

En Guanajuato sólo el martes fueron asesinadas 24 personas en varios municipios. En Valle de Santiago, siete personas perdieron la vida en un enfrentamiento. En Zacatecas, dos policías fueron acribillados en Guadalupe y en Ciudad Victoria, Tamaulipas, tres custodios de un Cereso estatal fueron acribillados. La noche del jueves en Veracruz fueron hallados los cuerpos de tres hombres desmembrados, originarios de Ciudad de México.

Esa misma noche sujetos armados plagiaron a cinco hombres en un bar de Cuernavaca, Morelos y tres de ellos fueron asesinados.

El viernes, el ex diputado panista Hiram Contreras fue ejecutado de seis balazos en Ciudad Juárez, Chihuahua; dos días antes autoridades estatales hallaron cuatro cabezas humanas dentro de igual número de hieleras en el municipio de Madera. “Estamos rompiendo nuestros techos históricos cada mes, este año vamos a cerrar con alrededor de 34 mil muertes violentas, es un número altísimo, una tasa altísima”, advirtió Edna Jaime, de México Evalúa.

“Lo que quiere decir que el problema está desbordado, en parte por el descuido de la Administración anterior y la etapa de transición en donde la responsabilidad quedó prácticamente diluida”.

La activista consideró que con la propuesta de López Obrador él se hace responsable de la seguridad con un esquema más centralizado todavía, más reactivo y con el componente del mando militar. Jaime añadió que aún no están bien definidas las responsabilidades, no están claros los los incentivos, y los Gobernadores, Alcaldes y la federación no poseen buenos mecanismos para de coordinación.

Samuel González, ex fiscal de la PGR, consideró natural una alza de los delitos tras un cambio de Gobierno. “En nuestros análisis, los temas de seguridad que están vinculados con un tema de Gobierno, siempre tienen un aumento en los delitos casi en todos los estados, desde la votación a la toma de Gobierno, y es natural porque se pierden los controles y se dan elementos de la falta de autoridad de los viejos y nuevos mandos.

“La delincuencia aprovecha ese momento para tomar control, en la transición no se tuvieron tomados los hilos”, consideró.