Detectará Profeco casos de abuso a vacacionistas

La dependencia instalará un módulo de atención en el puerto fiscal que permitirá conocer casos de abusos de comerciantes y prestadores de servicios.

 

POR: MARCO ANTONIO BARRERA

ISLA MUJERES, Q. ROO.-  La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dará seguimiento a distancia de quejas y denuncias de turistas que sean víctimas de malas prácticas comerciales, para evitar entorpecer su actividad vacacional, a partir de hoy y hasta el seis de enero próximo.
 
Para quienes visiten este destino, la dependencia instalará un módulo de atención en el puerto fiscal que permitirá conocer casos de abusos en precios, mala calidad de servicios e incumplimiento de garantías en productos.
 
Aquellos negocios y comercios que se nieguen a respetar precios, ofertas y promociones, o que insistan en utilizar publicidad engañosa, serán sancionados de acuerdo a lo que establece la Ley Federal de Protección al Consumidor.
 
Vladimir Vallejo Molina, jefe de la oficina isleña de la Procuraduría, informó que se harán visitas a restaurantes, tiendas departamentales, comercios, arrendadoras y locales de artesanías, desde hoy lunes.
 
En este destino isleño se intensificará la vigilancia en las tiendas de artesanías de las playas Norte y Sur y la zona centro, donde los vacacionistas aprovechan para adquirir productos elaborados a base de conchas marinas, corales y otros materiales del mar.
 
Isla Mujeres tiene una población de 19 mil 495 habitantes y  el comercio es la actividad económica predominante. Los servicios que se ofrecen están relacionados con la actividad turística, como restaurantes, comercios, tiendas de artesanías y hoteles.
 
Quienes visitan Isla Mujeres contratan también servicios para alojarse en hoteles y apartamentos, aunque hay una gran cantidad de turistas que acuden por algunas horas y retornan a Cancún o a la Riviera maya.
 
En entrevista con Luces del Siglo, el funcionario advirtió que la Profeco promoverá el diálogo para conciliar diferencias, pero de persistir se iniciarán procedimientos administrativos para sancionar a comerciantes y prestadores de servicios, de acuerdo a la Ley Federal de Protección al Consumidor.
 
Para fortalecer los derechos de los consumidores isleños, se extenderán las verificaciones a todos los negocios, tiendas departamentales o pequeños y medianos comercios, que dan servicios a la población local.
 
Dijo que el operativo cuenta con el apoyo del alcalde Juan Carrillo Soberanis, a través de la dirección de Turismo municipal, quien “nos ha pedido atender a quienes hacen uso de esos bienes y servicios para darles una atención oportuna”.
 
El funcionario exhortó a la población a que presente las denuncias para combatir malas prácticas comerciales, pues aun cuando la dependencia monitorea las quejas en redes sociales se requiere que la víctima las formalice.