Niega aceptar cargo de Kelly

219

Anuncia su renuncia el favorito de Trump para ocupar puesto en la Casa Blanca.

Staff Reforma

WASHINGTON.- Donald Trump perdió a su candidato favorito para reemplazar a John Kelly como Jefe de Gabinete de la Casa Blanca. Nick Ayers, el jefe de personal del Vicepresidente Mike Pence, anunció ayer que abandonará su puesto en el Gobierno a finales de este año y rechazó la oferta del Presidente para ocupar el puesto de Kelly. Después de que varios medios locales anunciaran que Ayers no se convertiría en el próximo Jefe de Gabinete, él mismo confirmó su salida a través de Twitter.

“Gracias a Donald Trump, a Mike Pence y a mis maravillosos colegas por el honor de servir a nuestra Nación en la Casa Blanca.”, escribió. “Me iré al acabar el año, pero trabajaré con el equipo de #MAGA (siglas en inglés del lema ‘Hacer a América Grande de Nuevo’) para impulsar la causa”, añadió.

Ayers dejó de ser un candidato para reemplazar a Kelly cuando el colaborador de Pence señaló que ocuparía el cargo sólo por tres meses, antes de volver a Georgia, su estado natal. Por el contrario, Trump busca que su próximo Jefe de Gabinete se comprometa a permanecer en el puesto hasta después de las elecciones de 2020, en las que el buscará la reelección.

El jefe de personal de Pence planea, sin embargo, formar parte de las elecciones de 2020 dirigiendo una recaudadora de donaciones para la campaña. Por su parte, Donald Trump tildó de noticia falsa que Ayers rechazara el cargo.

“Estoy en el proceso de entrevistar a algunas personas realmente excelentes para el puesto de Jefe de Gabinete de la Casa Blanca”, señaló en Twitter. “Las Noticias Falsas ha estado diciendo con certeza que era Nick Ayers, una persona espectacular que siempre estará en nuestra agenda #MAGA. ¡Tomaré una decisión pronto!”. Entre los posibles candidatos para asumir el puesto se encuentra, según el medio digital Axios, Mark Meadows, el congresista republicano y presidente del grupo ultraconservador Freedom Caucus.

Además, Trump estaría teniendo en cuenta a Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro, Mick Mulvaney, director de presupuesto de la Casa Blanca, y Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior.

El nuevo Jefe de Gabinete se convertirá en un cargo clave para la reorganización de la Casa Blanca de cara a los comicios. El Presidente afrontará, a partir de enero, una Cámara de Representantes controlada por el Partido Demócrata –tras su victoria en las legislativas de noviembre– que amenaza con iniciar un proceso de juicio político contra el republicano.

Además, Trump encara la investigación del Fiscal Especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y la supuesta complicidad entre el Kremlin y el equipo de campaña del ahora Mandatario.

El nuevo Jefe de Gabinete deberá afrontar estos desafíos y, además, alejarse de las tensiones que caracterizaron la relación entre Kelly y Trump y que culminaron en el anuncio, el pasado sábado, de su salida definitiva a finales de este año.