NIDO DE VÍBORAS

EDUCAR ES importante, por supuesto, pero parece poco probable que las mujeres en Cancún se encuentren más seguras después de una conferencia sobre empoderamiento.

 
 

POR:ALBERTO CHUC/LUCES DEL SIGLO

¡BIENVENIDOS A la recta final de su programa favorito, “Se busca fiscal”!, en el que ha quedado definido el podio del que saldrá un solo ganador: Gustavo Salas Salgado, Óscar Montes de Oca o Julio César Moreno Orendain.
 
EN EL presente capítulo las emociones prometen ponerse de a peso, pues veremos a los tres finalistas someterse al duro escrutinio de los diputados, quienes los apabullarán con preguntas, trabalenguas y acertijos para saber quién es el mejor calificado para ocupar la silla que dejó vacante Miguel Ángel Pech.
 
AUNQUE HAY que acotar que uno de los participantes ya sabe lo que es eso, puesto que ha ocupado el cargo durante los dos últimos meses de manera interina, lo que le da cierta ventaja sobre sus oponentes.
 
PERO QUE no se confíe, que le puede pasar lo que a los Patriotas de Nueva Inglaterra el fin de semana, que los Delfines de Miami les sacaron el partido de la bolsa con siete segundos en el reloj y en sus meras narices… claro que en la polaca el juego es algo distinto, pero igual podría haber sorpresas.
 
¿Y QUÉ habrá para el ganador? Pues ni más ni menos que uno de los cargos más peliagudos, vigilados y cuestionados en la Administración estatal, el de fiscal general del estado, el mero mero petatero de la impartición de justicia, el largo brazo de la ley, el Elliot Ness de Quintana Roo que habrá de acabar con las mafias delictivas que asolan a la entidad.
 
Y NO es broma, porque el premio viene a ser algo así como la rifa del tigre, que sin embargo tuvo buena respuesta y convocó a muchos participantes, de modo que queda claro que en el estado hay gente con ganas de hacer las cosas y que no le saca al parche.
 
ASÍ QUE enhorabuena a los finalistas, den lo mejor de sí y que gane el mejor… lo necesitamos.
***
AUNQUE EL pasado ya quedó atrás, hay cosas que no terminan de irse… y no es por andar de masoquistas pero cuando se hurga tantito aparece información que nos hace pensar qué otras sorpresas aguardan por ahí.
 
PORQUE UNA solicitud de información arrojó que por una conferencia impartida por Rosario Marín hace un año, bajo el título de “Alianza entre mujeres, liderazgo que nos une”, costó casi 400 mil pesitos.
 
QUE LA conferenciante los vale será cuestión de debate, lo que resulta incómodo, por decirlo de modo amable, es que esa lana forme parte de una estrategia para proteger a las mujeres de Quintana Roo de la violencia en su contra.
 
LA LANITA en cuestión formó parte de un paquete de 2.2 millones de pesos destinados por el gobierno del entonces alcalde de Benito Juárez, Remby Estrada, a atender las recomendaciones en torno a la Alerta de Violencia de Género que se dispuso al municipio.
 
LA PREGUNTA es ¿sirvió de algo? Porque el tema abordado puede ser muy pertinente y la conferenciante tener los mejores méritos, sólo que para el caso se antoja como curar el cáncer con exorcismos: las palabras no han detenido los feminicidios y la Alerta sigue vigente.
 
EDUCAR ES importante, por supuesto, pero parece poco probable que las mujeres en Cancún se encuentren más seguras después de una conferencia sobre empoderamiento. ¿Quién diseña esas estrategias? Nomás preguntamos…
***
PASANDO A asuntos más amables, mañana comienza el maratón Lupe-Reyes y eso significa que muchas cinturas sufrirán de inflación en lo que resta del año, e incluso más allá, pues la jornada suele extenderse hasta la tamaliza del 2 de febrero.
 
¡QUÉ COMIENCEN los juegos!