Gobierno y Tren impulsan sector inmobiliario

198

Se trata del proyecto que más rápido se ha vendido en Puerto Cancún.

SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- La confianza en el gobierno de Quintana Roo y el proyecto del Tren Maya son un impulso para la industria inmobiliaria, sobre todo para el corredor Cancún-Tulum-Bacalar. Al menos esa es la visión de Carlos Rosso, directivo de la compañía estadounidense The Related Group.

La empresa, propiedad del latino más rico de Estados Unidos, Jorge Pérez, acaba de anunciar una inversión de mil millones de dólares, en alianza con las firmas U-Calli (Nuevo León) e Inmobilia (Yucatán), para la construcción de un complejo de condominios de lujo y un hotel al interior de Puerto Cancún.

Esta confianza para la inversión inmobiliaria, que generará más de 3 mil empleos directos, también reafirma la solidez que existe en materia económica en la administración del gobernador Carlos Joaquín González.

Carlos Rosso, director de la División Condominal en The Related Group, aseguró que vienen más proyectos de esta misma alianza de capitales, concretamente en esta ruta, en buena medida también por el anuncio del desarrollo ferroviario a cargo del nuevo gobierno federal, que por sí mismo va a movilizar a miles de turistas y va a detonar una nueva infraestructura turística-inmobiliaria en toda la costa de Quintana Roo.

“Creemos que va a haber nuevas oportunidades de inversión, pues si se cumple con la construcción del Tren Maya, esta zona va a convertirse en un atractivo turístico de clase mundial”, afirmó por su parte Antonio Elosúa, director general de U-Calli.

Ya existen análisis, comentó Elosúa, sobre nuevos proyectos inmobiliarios desde Cancún hasta Mahahual, todos en el rubro residencial y hotelero, que es lo que más esperan que se demande a partir de que el Tren Maya esté concluido y comience a movilizar a miles de visitantes que ingresan por Cancún hacia los destinos quintanarroenses y otras localidades del sureste.

En cuanto al complejo que ya está en fase de construcción dentro de Puerto Cancún, se trata de seis torres residenciales de lujo y un hotel de 45 suites que operará la firma SLS Hotels.

Por ahora ya está avanzada la primera torre de 20 pisos y 140 departamentos exclusivos, mismos que ya están vendidos, y por eso colocaron la primera piedra para el segundo edificio, del que está vendido el 50 por ciento.

Rosso informó que los precios de estos departamentos van de 300 mil a 500 mil dólares, dependiendo del tamaño, y en total habrá 600 unidades cuando esté concluido el complejo residencial en los próximos seis años.

Se trata del proyecto que más rápido se ha vendido en Puerto Cancún, y ejemplifica la vitalidad que tiene actualmente el sector inmobiliario en esta parte de Quintana Roo, y que con el Tren Maya esperan que se dispare aún más.