Reescribe a Poe

Más que narrar hechos históricos, Bernardo Esquinca indagó con una novela de aventuras para dibujar a un Allan Poe más cercano.

 
 
 
POR: REBECA PÉREZ VEGA/ AGENCIA REFORMA
GUADALAJARA, JAL.- La personalidad de Edgar Allan Poe (1809-1849) era una mezcla de muchas cosas: era macabra, pero también romántica. También era un hombre atraído por el misterio, la belleza y la fatalidad.
 
Su excepcional carácter y lo que pudo haber sido de su vida, se relatan en el libro Las Increíbles Aventuras del Asombroso Edgar Allan Poe (Almadia, 2018) que Bernardo Esquinca (Guadalajara, 1972) escribió como un homenaje, pero también como un ejercicio de imaginación.
 
“Para mí era importante bajar del pedestal a Edgar, porque es uno de los mitos más importantes de la literatura universal, por lo que escribió, por la influencia y también por su vida, que fue muy trágica, atormentada.
 
“Me parece que es un Edgar inédito que vive aventuras que probablemente a muchos de sus lectores jamás se les hubiera ocurrido que pudo haber vivido, que son imaginarias pero que pudieron haber ocurrido, porque corresponden al contexto que le tocó vivir y a su espíritu romántico macabro”, expresa el autor que en sus obras mezcla elementos del género policiaco y sobrenatural.
 
Para escribir la vida posible del poeta nacido en Boston y autor de El Cuervo y otros Poemas y Cuentos de lo Grotesco y lo Arabesco, Esquinca recurrió a los hechos reales, a la estadía del autor en la Universidad de Charlottesville, en Virginia, y a su extraña vida en Nueva York.
 
“Tomando en cuenta este contexto y el espíritu romántico, azotado, macabro, de Edgar imaginé en qué aventuras se pudo haber metido justamente en el tiempo que pasó en Charlottesville y entonces lo vemos batiéndose en duelo, robando cadáveres, apostando, pero también resolviendo un misterio que tiene que ver con un esclavo que es azotado brutalmente y que tiene que averiguar quién de sus compañeros lo hizo”, relata el autor de Demonia y Toda la Sangre.
 
El tapatío explora facetas poco conocidas del escritor estadounidense reconocido por su oscura obra poética y narrativa. Hace evocación a su lado detectivesco, a su afán por descubrir la misteriosa muerte de Marie Rogêt en Nueva York y a su relación con P. T. Barnum, un empresario y artista circense precursor de los espectáculos de fenómenos en Estados Unidos.
 
“Hay muchos guiños a la obra de Edgar Allan Poe, a situaciones que inspiraron varios de sus relatos más emblemáticos. Para quien haya leído a Edgar va a ser muy disfrutable, pero para quien no lo conozca, será como una especie de guía para iniciarse en la obra de este autor tan importante.
 
“Me interesa que el lector se quede dando vueltas luego de leer el libro, hay muchos significados en esta novela que pueden hacer que el lector siga imaginando y siga habitando las historias que le planteo”, describe el autor radicado en la Ciudad de México.