Aprueba Senado de EU castigo a Arabia Saudí

Avanza iniciativa para retirar apoyo en campaña militar por guerra yemení.

Staff Reforma

WASHINGTON.- El Senado de Estados Unidos se desmarcó ayer de la estrategia de Donald Trump para evitar cualquier enfrenamiento con Arabia Saudí. Por unanimidad, los senadores aprobaron una resolución no vinculante en la que señalaron como responsable del asesinato del periodista Jamal Khashoggi al Príncipe Heredero Mohamed bin Salman, de acuerdo con The New York Times.

La Cámara también dio luz verde, con 56 votos a favor y 41 en contra, a la retirada del apoyo al régimen saudí en la guerra de Yemen. La medida da un plazo de 30 días a la Casa Blanca para retirar las tropas que haya en el país, salvo las que estén dedicadas a combatir a las facciones locales de Al Qaeda.

A pesar de que los proyectos de ley no tienen consecuencias inmediatas porque requieren el voto de la Cámara de Representantes para que sea ratificado, la votación de ayer mandó un mensaje contundente al Presidente por parte de republicanos y demócratas: no están con él en esta batalla. Khashoggi acudió el 2 de octubre al consulado saudí en Estambul y jamás salió con vida.

Tras diferentes versiones, Riad acabó reconociendo que el periodista crítico con el régimen había muerto en las instalaciones a manos de unos agentes que, aseguró la monarquía, habían actuado por libre.

La semana pasada varios senadores republicanos, tras recibir información directa de la directora de la CIA, Gina Haspel, culparon a Bin Salman, la misma conclusión de los servicios de inteligencia, que señalaron que él habría ordenado el asesinato, informó El País. “Creo absolutamente que si el Príncipe Heredero se presentara ante un jurado en Estados Unidos, sería declarado culpable en menos de 30 minutos”, señaló el senador republicano Bob Corker.

“La relación es tan tóxica, tan contaminada, tan defectuosa que no puedo verme haciendo negocios con Arabia Saudí en el futuro a menos que haya un cambio”, añadió el senador Lindsey Graham. Sin embargo, Trump evita culpar a un socio económicamente tan jugoso para el país e insiste en todo momento en que no existen pruebas al respecto y en que Salman le niega tajantemente cualquier participación.

El voto relacionado con la guerra de Yemen resultó un paso excepcional que supone la limitación de los poderes presidenciales de guerra, si bien su alcance actual resulta simbólico porque la Cámara de Representantes decidió esta semana bloquear el voto hasta enero, cuando arranca la nueva legislatura y los legisladores demócrata vuelven a ser mayoría.

En ese momento, la medida puede llegar a la mesa del Presidente Trump.