Limita finanzas baja de ingresos

223

Estiman reducción de 0.5% real en 2019 en ingresos totales comparado con 2018 y dependen de lograr meta de recaudación.

Belén Rodríguez/ Reforma

La mayor presión que enfrentarán las finanzas públicas en 2019 serán los ingresos limitados, ya que no se prevén recursos extraordinarios y tampoco se plantean cambios fiscales para aumentar la recaudación, según datos del Paquete Económico presentado ante el Congreso.

En 2016 y 2017, el Gobierno obtuvo del Banco de México un remanente de operación por más de 300 mil millones de pesos, una situación que ya no se repetirá. Para 2019, la SHCP a cargo de Carlos Urzúa estima que los ingresos totales del sector público serán inferiores a lo observado al cierre de este año.

Según se establece en el Paquete Económico para 2019, la reducción es de 0.5 por ciento real, al sumar 5 billones 274 mil millones de pesos. Con esto, se limita la posibilidad de contar con ingresos excedentes, es decir, recibir más de lo presupuestado y destinar los excedentes a incrementos del gasto.

Sin embargo, la presión para no profundizar la disminución de los ingresos recae en lograr las metas de recaudación, las cuales, se basan en lograr una mayor eficiencia recaudatoria y no contemplan incrementos en las tasas o nuevos impuestos.

En los Criterios Generales de Política Económica se considera que la recaudación en 2019 se ubicará 3.8 por ciento por arriba del cierre estimado para este año, resultado de la dinámica observada que se espera continúe durante los próximos meses.

“Este crecimiento considera el efecto neto de las ganancias en recaudación por las medidas administrativas para fortalecerla y el costo fiscal de los estímulos en la franja fronteriza”, se destaca en el documento.

La recaudación tributaria constituye el 60 por ciento de los ingresos totales, por lo que no lograr la meta propuesta agravaría la reducción total de los ingresos de forma importante. Además, de mantener las tasas de impuesto sin cambios en los primeros tres años, el documento confirma que para la segunda mitad del sexenio se prevé el planteamiento de una nueva reforma fiscal.

Visto por gravamen, en el paquete económico para 2019 se plantea un crecimiento de 1.3 por ciento para el Impuesto Sobre la Renta (ISR), similar al observado durante 2018, según los últimos datos de la Secretaría de Hacienda.

Además, se estima que los recursos obtenidos a través del Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS) alcancen un crecimiento de 23 por ciento, lo que contrasta con las disminuciones que ha registrado en los dos últimos años.

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) muestra un avance de sólo 2.3 por ciento, en contraste con las últimas cifras de este año, que al cierre de octubre, muestran para este gravamen un avance de por arriba de 6 por ciento en 2018.

El comportamiento de estos tres gravámenes está ligado al crecimiento económico, por lo que un menor avance de la economía afectaría su recaudación. Para la parte petrolera de los ingresos, que representa el 20 por ciento del presupuesto para 2019, se considera un incremento de tan sólo uno por ciento.