Llegó la hora del sureste

172

El presidente lo ve como un acto de justicia para la región.

SERGIO GUZMÁN

PALENQUE, CHIS.- Como un acto de “justicia” calificó el presidente Andrés Manuel López Obrador el hecho de que en su gobierno se le dé prioridad a los estados del sureste del país.

 

Un día después de haberse entregado el proyecto para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 en el Congreso de la Unión, y en el marco del comienzo de las obras del Tren Maya, López Obrador dijo que ya era momento de darle impulso a esta región de la República Mexicana.

 

“Ya en este presupuesto se refleja que se le va a dar atención especial al sur y al sureste de México. Esto no es un capricho o una imposición, porque de acá es el presidente de México, es sobre todo un acto de justicia porque ha sido la región del país más abandonada y ya le llegó la hora al sureste, su tiempo”, expresó el jefe del Ejecutivo en Palenque, Chiapas, donde dio el banderazo inicial a la construcción del proyecto ferroviario.

 

En presencia de los gobernadores Carlos Joaquín González, de Quintana Roo; Mauricio Vila, de Yucatán; Alejandro Moreno, de Campeche; Rutilio Escandón, de Chiapas; y Arturo Núñez, de Tabasco, se realizó el “Ritual de los pueblos originarios a la Madre Tierra para la anuencia del Tren Maya”.

 

“Esta obra significa, para el sur del estado, movilidad y modernidad en las comunicaciones con el norte. Nos permite avanzar juntos en áreas de crecimiento, generación de empleo, desarrollo urbano y ecológico, lo que contribuye a disminuir la desigualdad”, expresó Carlos Joaquín.

 

Dentro del Paquete Económico del próximo año, el gobierno federal asignó una partida de 6 mil millones de pesos para el Tren Maya, que deberá terminarse dentro de cuatro años, y que conectará a los estados de Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Chiapas y Tabasco, a través de mil 500 kilómetros de vía.

 

El proyecto del Tren Maya se encuentra entre los 18 programas prioritarios de la administración de López Obrador, y de acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos es la segunda obra que tendrá más recursos en 2019, únicamente atrás de la modernización y rehabilitación de infraestructura aeroportuaria y de conectividad, a la cual se destinarán 18 mil millones de pesos.

 

“Con esto también vamos a que se reactive económicamente el campo. Vamos a sembrar de nuevo para dejar esa riqueza a las nuevas generaciones y a corto plazo, vivir con los cultivos que requieran menos tiempo, y esto va a permitir que se queden los de más tiempo como cedro y caoba para las nuevas generaciones. Como nunca, vamos a sembrar árboles en el sureste”, aseveró el presidente.

 

Con ello, se va a dar empleo fijo a 400 mil campesinos de la región, “jornales bien pagados”, se va a hacer justicia a los productores del campo; no será crédito, será apoyo, “lo que queremos es que el pequeño propietario pueda sembrar su tierra, dejarla como herencia”, agregó.

 

También informó que en dos meses el gobierno federal publicará la licitación para los primeros cuatro tramos del Tren Maya, de los cuales ya se cuenta con el derecho de vía, y que habrá estímulos para los inversionistas.

 

La inversión estimada por cada kilómetro del proyecto es de entre 50 y 60 millones de pesos, que incluye las vías férreas y los trenes. Los cuatro tramos con los que arrancará el proyecto contemplan la ruta del Golfo, desde Palenque hasta Valladolid, que implica la rehabilitación del tramo; este trayecto se hará hasta Cancún, ya que la empresa ICA cuenta con la concesión carretera, la cual se utilizará para el tren, detalló López Obrador.

 

“Las empresas tendrán un estímulo por cada kilómetro que construya, tendrán una subvención, un apoyo por parte del gobierno, así sí nos va a alcanzar el presupuesto público”, apuntó.

 

Al término de la ceremonia para pedir anuencia a la Madre Tierra por parte de los 12 pueblos originarios, López Obrador señaló que las estaciones del Tren Maya serán administradas por el gobierno federal, así como los estatales y municipales.