Duplica mínimo en la frontera

303

Piden maquiladores incentivos oficiales para poder absorber los nuevos costos.

Érika Hernández, Verónica Gascón y Frida Andrade/ Reforma

El salario mínimo se duplicará en municipios de la frontera norte al pasar de los 88.36 pesos a los 176 pesos con 72 centavos diarios, mientras que en el resto del País se ubicará en 102.68 pesos diarios, a partir del 1 de enero.

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos determinó crear una nueva Zona Económica Salarial en los municipios ubicados en los 25 kilómetros inmediatos a la frontera norte y algunos colindantes a éstos, donde se determinó un incremento de 100 por ciento.

El Gobierno federal anunció ayer el acuerdo en Palacio Nacional, en presencia de líderes patronales como Juan Pablo Castañón, del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Gustavo de Hoyos, de la Coparmex, así como de líderes sindicales como Carlos Aceves del Olmo, del Congreso del Trabajo, y Francisco Hernández Juárez, del gremio de Telefonistas.

“Hay que actuar con cautela. No se trata de aumentar el salario por decreto, no se puede actuar de manera irresponsable”, dijo el Presidente López Obrador al encabezar el anuncio.

“Hay que tomar siempre en cuenta al Banco de México para cuidar que no se dispare la inflación, porque si no, aunque tengamos aumentos de salarios, con una inflación alta se pierde poder adquisitivo”. En ese sentido, Castañón reconoció que las empresas fronterizas requerirán incentivos para absorber los incrementos en el salario mínimo.

“Es imprescindible que se generen compensaciones para que se sostengan los empleos y fomentar con productividad sin generar distorsiones económicas”, consideró el líder empresarial. En tanto, Salvador Díaz, presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO), reconoció que la decisión de aumentar los salarios en 100 por ciento provocará presiones en el manejo de la nómina de las compañías.

Explicó que antes de este anuncio habían hecho un ejercicio con un salario mínimo de entre 140 y 150 pesos, lo que provocaba un aumento en costos de nóminas de entre 15 y 30 por ciento.

“Eso trae como consecuencia que las prestaciones que damos a nuestros trabajadores, como bonos de puntualidad, bono de asistencia, y el bono de producción, se incrementan en la misma proporción”, explicó.

Teresa Delgado, representante de la industria maquiladora en Ciudad Juárez, Chihuahua, coincidió en que la medida aumentará el costo de la nómina de las empresas.