Destapan abusos en Iglesia de Illinois

Al menos 16 fiscales generales del estado han iniciado investigaciones desde agosto.

Staff Reforma

NUEVA YORK.- Un nuevo escándalo golpea a la Iglesia católica en Estados Unidos. La Fiscal General de Illinois, Lisa Madigan, reveló ayer que las seis diócesis del estado ocultaron los nombres de más de 500 sacerdotes acusados de abuso sexual de menores, según sus investigaciones preliminares que continúan en curso.

El informe de la Procuradora, de acuerdo con The New York Times, indica que 690 curas fueron acusados de abuso y en la lista publicada por los obispos de la entidad sólo figuran 185 nombres. La Fiscalía no hace referencia del periodo de tiempo en que se cometieron los hechos, pero la mayoría de las listas publicadas por la Iglesia abarcan siete décadas, según El País.

Madigan concluye que las diócesis en Illinois son incapaces de investigarse a sí mismas y no resolverán la crisis de abusos por su cuenta. “La cantidad de denuncias por encima de lo que ya era público es impactante”, enfatizó en una entrevista.

Al menos 16 fiscales generales del estado han iniciado investigaciones desde agosto, luego de que un devastador informe del gran jurado en Pennsylvania acusara a más de 300 sacerdotes de abuso sexual durante más de 50 años y acusó a los obispos de encubrirlos.

El informe de Madigan, de nueve páginas, no menciona a los sacerdotes acusados ni señala a quienes los encubrieron.

Sin embargo, destaca que las tres cuartas partes de las denuncias contra el clero no fueron investigadas o fueron investigadas pero no respaldadas por las diócesis o no fueron notificadas a las autoridades correspondientes.