Hechizo contra la soberbia

No podía echarlo en saco roto: se lo decía Sam Waterstone.

Mario Abner Colina
Agencia Reforma
LOS ÁNGELES, EU 15-Dec-2018 .-“La industria del entretenimiento es como fumar: no te hace daño si no inhalas”.
Sentada en la suite de un lujoso hotel angelino, la actriz británica Katherine Waterstone, estrella de la saga Animales Fantásticos y Alien: Covenant, recuerda el consejo que, cuando era chica, le transmitió su padre.

No podía echarlo en saco roto: se lo decía Sam Waterstone, gloria de la serie La Ley y el Orden y nominado al Óscar a Mejor Actor por The Killing Fields.

“La frase no era suya, se la había dado mi abuelo cuando mi papá empezó a hacer carrera en el cine. Aunque, ahora que lo pienso, creo que la ciencia ha desacreditado esa idea. ¡El cigarro también te hace daño si no lo inhalas!”, bromea Katherine en entrevista.
“Pero lo que eso quería decir es: ‘No te lo tomes tan en serio, no dejes que se te suba a la cabeza, no te creas superior a nadie. Este negocio te engaña. Es maravilloso, pero intoxica, así que mantén distancia”.

Lo cierto es que la actriz, de 38 años, lleva el arte en la sangre. Su padre es una respetada figura en Hollywood, y su madre, Lynn Louisa, una famosa ex modelo.

Comenzó como actriz teatral hasta que, en 2007, el director Tony Gilroy y la superestrella George Clooney la reclutaron para el thriller Michael Clayton.

Con esa bendición, se convirtió en una intérprete buscada por todas las producciones independientes. Así trabajó para figuras como Paul Thomas Anderson (Puro Vicio) y Danny Boyle (Steve Jobs).

Pero aún faltaba el papel que la proyectaría internacionalmente, y llegó con Tina Goldstein, una bruja del Magicongreso Único de la Sociedad Americana, en Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos.

No soy tan complicada para aceptar un papel. Generalmente lo sé rápido, tras haber pasado unas pocas páginas del guión. Si se siente especial y mi corazón empieza a latir, digo que sí”, explica la actriz, admiradora de Alejandro G. Iñárritu, Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón.
Manejar una varita mágica no es lo mismo que combatir depredadores extraterrestres, pero a eso se enfrentó Katherine. Y, tras verla en una superproducción, Ridley Scott la fichó para ser su nueva heroína en Alien: Covenant.

No era un papel cualquiera, sino uno fuerte al estilo de Ellen Ripley (Sigourney Weaver).

“Estoy aprendiendo a disfrutar las películas de acción. De cierta manera, Animales Fantásticos, la primera, era de acción, porque corríamos de aquí allá, nos hacían volar con arneses. Nunca había hecho algo así.

“Pasar de eso a Alien fue como saltar a la universidad. Al llegar al set, me sentía con menos miedo del que pensé que tendría. Amo los retos físicos. Es como aprender a bailar un nuevo ritmo: poner tus pies en el lugar adecuado en el momento adecuado, hacer los giros bien”.

Su siguiente paso, comparte, está fuera de cámara, pues debutará como productora en la adaptación fílmica de “A Separation”, novela de su amiga Katie Kitamura. La experiencia, augura, le volverá a poner los pies en la tierra.

ASÍ LO DIJO
“Antes de que la primera película de Animales Fantásticos saliera, imaginé que los actores éramos jugadores de un equipo de futbol con muchos fans. Nunca he visto a los admiradores como una masa crítica, sino como nuestros porristas”.

Katherine Waterstone, actriz.