Mujer sin poses, pero con sueños

El mundo está cambiando, la gente es más abierta.

Fidel Orantes
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 15-Dec-2018 .-Fue el rostro protagónico de Pose, la transgresora serie de Ryan Murphy que aspira a un Globo de Oro. Espectaculares, pósters, revistas, publicidad en las calles: su imagen estaba por todos lados. Finalmente, Dominique Jackson consiguió uno de sus grandes anhelos.

Pero si hoy es una figura reconocida en el mundo del entretenimiento (aunque no obtuvo nominaciones), no siempre fue así. Su historia estuvo marcada por la violencia, el rechazo y la marginación, lo mismo que muchas otras mujeres transgénero.

“Vengo de no tener casa. Llegué a Estados Unidos sin ‘green card’ y estuve así por muchos años porque era una niña. Muchas veces asumimos que la vida de alguien es acomodada, pero no pensamos en la lucha que hay detrás.

Tuve que pelear por todo; tuve que trabajar para ser reconocida, vista. Por eso, trans o no, siempre alentaré a cualquier persona a que sigan su sueños”, compartió Jackson en entrevista telefónica.

Originaria de Trinidad y Tobago, durante su niñez tuvo que lidiar con los señalamientos y la incomodidad que generaba en su comunidad por no comportarse como varón.

Después de años de defender su identidad de género, se dio cuenta que en la isla jamás aceptarían que su apariencia física masculina no era acorde con su verdadero yo.

erminó en Nueva York en los 90, sin familia y sin hogar, y para sobrevivir tuvo que hacer trabajo sexual, rodeada de un ambiente inseguro y con una deuda de 10 mil dólares en tarjetas de crédito.

Curiosamente, fue la cultura Ball, la de las competencias de baile y vestuario entre “casas” (grupos dirigidos regularmente por una mujer trans que acogía a jóvenes rechazados) que retrata Pose, la que la salvó.

“Cuando leí el guión de la serie, sentí que mis ancestros, mujeres como Dorian Corey, Avis Pendavis, Paris Dupree, Crystal LaBeija y Pepper LaBeija, me hablaban a través de esas líneas.

“Supe que la razón por la que terminé en la calle y luego alrededor de estas mujeres, en sus casas, fue para que aprendiera y ahora pudiera contar su historia”, agregó la también modelo.

Pero incluso en los momentos de mayor adversidad nunca renunció a su sueño. En 1997, le dijo a una amiga que algún día aparecería en un espectacular de Time Square.

n 2016 se cumplió el vaticinio: estaba en la publicidad del reality show Strut, producido por la actriz Whoopi Goldberg, que seguía la vida de modelos transgéneros.

“Siempre sentí que haría algo para empoderar a mi comunidad y que, al mismo tiempo, me ayudara a lograr mi sueño. En ese momento pensé: ‘Probablemente no voy a estar en películas o televisión, así que ésta es mi oportunidad’.

“Pensé que el reality había sido todo, entonces conseguí el papel en Pose. El mundo está cambiando, la gente es más abierta, quieren escuchar estas historias no como el toque cómico, que era a lo que se tenía que enfrentar la mayoría de la comunidad LGBTQ”, dijo Jackson.

Ambas producciones, especialmente la serie de Murphy en la que interpreta a Elektra Abundance, jefa de la Casa Abundance, le han dado validación, mayor confianza y la prueba de que los sueños se hacen realidad.

TABLA
El expediente
– Nació en Scarborough, Trinidad y Tobago, y fue criada por su abuela.
– Tenía 15 años cuando se mudó a EU. Estudió en Owings Mills High School y acudió a Fayetteville State University and Morgan State University.
– Perteneció a la Casa Sinclair y consiguió seis títulos en competencias locales y nacionales.
– En el 2000 comenzó su carrera como modelo. Es residente de las firmas Adrian Alicea Couture, Manuel Pelferes Couture y Angel Ayala Couture.
– En 2015 adquirió sus papeles como ciudadana estadounidense y ese mismo año se sometió a la cirugía de reasignación de sexo.
– Publicó su autobiografía “The Transexual from Tobago” en 2014.
– Ha colaborado con distintas organizaciones sin fines de lucro, especialmente con Destination Tomorrow in the Bronx, un centro especializado en las personas trans.