Ordena retirada de Siria

Teme Pentágono regreso del grupo terrorista; critican medida republicanos.

WASHINGTON.- Donald Trump decidió no esperar más y comenzar la retirada de las tropas estadounidenses en Siria al dar por derrotado al autodenominado Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

El repliegue, que el Presidente había prometido desde antes de llegar a la Casa Blanca, genera recelos dentro del propio Pentágono, que teme un rebrote terrorista y una mayor influencia iraní en la zona, según informó el diario El País. Después de 7 años y medio millón de muertos, la guerra civil siria sigue siendo un polvorín, con múltiples frentes abiertos, y un adiós de Washington deja varias interrogantes.

De acuerdo con funcionarios, el Presidente Trump ordenó ayer el retiro rápido de los cerca de 2 mil soldados desplegados en el territorio en un plazo de 30 días. “Hemos derrotado al ISIS en Siria, la única razón por la que estar allí durante mi presidencia”, escribió el Mandatario en su cuenta de Twitter. No hay, sin embargo, información clara sobre la fecha o la progresividad de este repliegue.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, explicó en un comunicado que algunas tropas ya han empezado a regresar a casa en el marco de una transición hacia la siguiente fase de esta campaña. Mientras, un portavoz del Pentágono resaltó que por el momento el Ejército sigue trabajando con sus socios en la zona.

“La coalición ha liberado el territorio en manos del ISIS, pero la campaña contra el ISIS no ha acabado”, dijo. El asunto había aparecido a primera hora de la mañana de ayer en The Wall Street Journal, que avanzó la retirada de los efectivos en el noreste de Siria, donde, junto con la zona del norte central, bajo control kurdo, se concentra la mayor parte del despliegue estadounidense desde 2015.

Después, fuentes de Defensa informaron en distintos medios que la decisión ya estaba tomada o en consideración, aunque los bombardeos contra el Estado Islámico continuarían.

La medida, sin embargo, ha generado polémica en Washington, de acuerdo con The New York Times. Incluso varios “halcones” republicanos en el Congreso, como Marco Rubio o Lindsey Graham, la calificaron de error colosal y pidieron una audiencia para valorarla.

Altos cargos del Pentágono, por su parte, temen que una retirada de las tropas sirva para que Irán y Rusia ganen influencia en la zona y que aliente el rebrote del ISIS, ya que, si bien el califato fundado por Abu Bakr al-Baghdadi ha sido derrotado, miles de yihadistas permanecen en el desierto fronterizo entre Siria e Irak.

Además, la retirada de los soldados estadounidenses deja en peligro a las milicias kurdas, socias del Ejército estadounidense y las milicias árabes en esta contienda a través de la alianza Fuerzas Democráticas Sirias. Turquía considera terroristas a estos grupos kurdos, que controlan un tercio de Siria.