Desarrollará AMLO plan negado a Peña

235

Estaría en terrenos propiedad de Sedena; faltó uso de suelo al Gobierno peñista.

Benito Jiménez y Zedryk Raziel/ Reforma

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador reactivará el megaproyecto inmobiliario que perfiló su antecesor, el priista Enrique Peña Nieto, en el Campo Militar de Santa Fe, propiedad de la Sedena.

Dicho plan quedó congelado en la pasada Administración ante la falta de permisos de uso de suelo por parte de la CDMX, que encabezaba el perredista Miguel Ángel Mancera, debido a problemas de tránsito y abasto de agua en la zona. Ayer, en conferencia, López Obrador reconoció que se pretende echar mano de 30 hectáreas –de un predio de 150 hectáreas– para obtener entre 20 mil y 30 mil millones de pesos.

“No se va a saturar. Estamos hablando de dejar la mayor parte del terreno como área verde, o sea, no va a ser una inmobiliaria privada, no es un negocio privado. “Es el mismo Gobierno, en este caso la Secretaría de la Defensa, la que lleva a cabo la urbanización de acuerdo con las normas.

Y lo que se obtenga es para la adquisición de terrenos y la construcción de instalaciones para la Guardia Nacional. No se privatiza, es una especie de permuta”, planteó.

Una proyección de la Sedena sobre el potencial del predio de Santa Fe establece que se pueden construir desde desarrollos de valor medio alto hasta de lujo, con lo que se obtendría de 40 mil 300 millones de pesos hasta 113 mil 400 millones de pesos.

La propuesta contempla modificar el uso de suelo a uno habitacional mixto para construir residencias, edificios habitacionales de hasta 10 niveles y centros comerciales, además de que se considera un 40 por ciento de construcción y el 60 por ciento de urbanización.

Fuentes de la Sedena aclararon que la intención es que la dependencia venda el terreno, debido al interés inmobiliario por construir viviendas de lujo, pero no que construya el desarrollo, pues no cuenta con atribuciones para hacerlo.

El diputado petista Gerardo Fernández Noroña adelantó que si existe el interés de López Obrador por continuar esa obra proyectada por Peña mantendrá su oposición.

“La oposición al proyecto que se hizo a Enrique Peña aplica exactamente igual para quien quiera hacerlo. Si es verdad, me voy a oponer con todo”, advirtió.