Empeñan mexicanos hasta la vajilla

Para obtener recursos de manera urgente, las familias empeñan lo inimaginable; desde un anillo, la tableta y hasta ropa.

Jessika Becerra/ Reforma

Cuando se trata de obtener recursos para emergencias, gastos básicos y fiestas, los mexicanos empeñan hasta la vajilla, según testimonios de pignorantes. La mayoría están conscientes de que será difícil recuperar el anillo, la tableta, el abrigo para las fiestas o los platos de peltre que poco se usaron, pero ponderan resolver la urgencia.

Rosario, por ejemplo, empeñó en una sucursal del Monte de Piedad, un abrigo grande de lana que le regalaron para las fiestas porque su nieta de un año requiere una operación en un hospital privado. Recibió 500 pesos, pero servirán para la colecta que está haciendo la familia.

Elvia ya ha empeñado casi todo lo que compró en la década de los 90, para ayudar con los gastos de sus tres pequeños nietos. “Dos antiguas televisiones, una secadora, una aspiradora, un juego de té.

Todo lo compré cuando trabajaba y casi no lo usé. “Mis nietos requieren comida y ropa, así que lo que me den lo voy a aceptar, aún tengo cosas que no se venden tan fácil y que me las aceptan como empeño”, comentó Elvia.

Javier de la Calle Pardo, director general del Nacional Monte de Piedad, mencionó que hay muchas familias que empeñan cualquier objeto con tal de salir de urgencias, pues en el mercado hay establecimientos que dan crédito desde 30 a 500 peso. Hay dos formatos de negocio prendario que reciben cualquier articulo, destacó De la Calle.

Por un lado, hay 76 de las 320 sucursales del Monte de Piedad ubicadas en el centro de colonias viejas y que más que especializarse en resguardarlas, se dedican a venderlas.

“El margen de rentabilidad que obtienen es por la venta de estos artículos y no por la tasa de interés”, mencionó De la Calle. Por otra parte, operan los establecimientos conocidos como Pawn Shops, un modelo estadounidense que llegó al menos hace una década a México y donde operan First Cash e Easy Pawn.

En este formato, la mayoría de los artículos se venden y si alguien quiere recuperarlos, tiene que solicitarlo cuando toma el préstamo y pagar una tasa de interés que llega a ser de 21 por ciento.

De la Calle indicó que al año, se realizan 30 millones de operaciones prendarias en el País, de las cuales, 1.8 millones son por 500 o mil pesos. Al año, la actividad prendaria en México genera 34 mil millones de pesos.