Usan drones para rescatar a víctimas de tsunami

Mientras el Anak Krakatoa sigue expulsando cenizas y genera una densa nube gris.

 
 

Staff Reforma

 

LABUAN, Indonesia.- Cerca de 154 personas continúan bajo paradero desconocido.

 

Después del tsunami que ha provocado la muerte de 429 personas y más de mil 400 heridos en Indonesia, los equipos de rescate continuaron con la ardua tarea de buscar sobrevivientes en la devastada costa del estrecho de Sunda, cerca del volcán Anak Krakatoa, cuya erupción provocó un alud submarino que tomó por sorpresa a los habitantes de la zona.

 

Los equipos, formados por el Ejército, la Agencia Nacional de Desastres y centenares de policías y voluntarios de diferentes partes del archipiélago, empezaron a utilizar drones, maquinaria pesada, cámaras especiales y perros rastreadores para detectar y extraer cuerpos del barrio y los escombros.

 

“Hay varios lugares que antes pensábamos que no estaban afectados. Pero ahora estamos llegando a áreas más remotas (…) y de hecho hay muchas más víctimas allí”, aseguró Yusuf Latif, portavoz de la agencia nacional de búsqueda.

 

Además, los rescatistas se encuentran con serios obstáculos como la lluvia, que prácticamente no ha parado de caer desde que se produjo el tsunami, y en ocasiones lo hace de forma torrencial.

 

“Ya de por sí es muy difícil llegar a algunas zonas, pero aún más si está todo tan embarrado”, explicó Alhamdulillah Kikri, uno de los voluntarios. Otra dificultad radica en que sólo existe una carretera principal que comunica los pueblos y ciudades afectadas, y está en ocasiones colapsada por el trajín de grandes camiones con víveres.

 

Los efectos del maremoto fueron especialmente catastróficos porque el país no cuenta con un sistema de alerta de tsunamis si éstos son provocados por la actividad de un volcán.

 

Mientras el Anak Krakatoa sigue expulsando cenizas y genera una densa nube gris, las autoridades afirmaron que la alerta roja sigue activa y aconsejaron a los residentes que se mantengan alejados de la costa porque no se pueden descartar nuevos tsunamis.