Amenaza OEA a Nicaragua… y México calla

207

Se trata de una medida urgente para presionar a las autoridades del país.

Staff Reforma

WASHINGTON.- Luis Almagro dio ayer un paso adelante para condenar la represión del Gobierno de Daniel Ortega. La respuesta de México fue el silencio.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) anunció que pondrá en marcha el proceso para aplicar la Carta Democrática contra Nicaragua, que puede desembocar en la expulsión del país centroamericano del organismo.

Se trata de una medida urgente para presionar a las autoridades del país y forzarlas a respetar la institucionalidad en medio de una profunda crisis política, que dejó más de 300 muertos. A pesar de la importancia de la maniobra, el nuevo Gobierno de México no hizo uso de la palabra durante la sesión especial de la OEA.

“Estamos todos sorprendidos. Al final México forma parte del Grupo de Trabajo (del Consejo Permanente para Nicaragua)”, dijo a REFORMA un Embajador de un país latinoamericano que se mantuvo en el anonimato. Otro cargo diplomático añadió que pareciera que los mexicanos no tienen muchas instrucciones del Ejecutivo sobre cómo actuar.

Con la ausencia del Embajador titular Jorge Lomónaco, la Misión Permanente de México estuvo representada por el segundo Secretario Oscar Francisco Holguín.

“No sé si serán las épocas navideñas, pero es más probable que sean las instrucciones de la nueva Cancillería de no tomar la palabra”, sentenció un tercer diplomático.