Muere otro testigo de caso Odebrecht

200

Merchán estaba desaparecido desde el 24 de diciembre.

Staff Reforma

BOGOTÁ.- La muerte de otro testigo del caso Odebrecht en Colombia reaviva las sospechas sobre un asesinato para silenciarlo. Ni dos meses después de que falleciera Jorge Enrique Pizano, las autoridades del país hallaron sin vida ayer en Bogotá al ex secretario de Transparencia de la Presidencia, Rafael Merchán, quien al igual que Pizano, era testigo en el caso de corrupción de la constructora brasileña.

De acuerdo con el diario El Tiempo, Merchán estaba desaparecido desde el 24 de diciembre.

Las autoridades no han confirmado la causa de muerte. El ex secretario, funcionario durante el Gobierno del ex Presidente Juan Manuel Santos (2010-2018), fue invitado por la defensa del ex presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Luis Fernando Andrade, a fin de declarar en su favor durante el proceso abierto por presuntos sobornos para adjudicar obra pública.

Los hechos investigados corresponden al contrato Ruta del Sol 2, cuyo socio mayoritario era la empresa Odebrecht y que se realizó cuando él presidia la ANI. El ex funcionario es el segundo testigo muerto en circunstancias inusuales en la rama colombiana del caso.

El noviembre pasado, Pizano fue hallado sin vida en su casa por un presunto infarto, después de supervisar una obra ligada a la constructora y denunciar irregularidades. Días más tarde, su hijo, Alejandro Pizano Ponce de León, visitó la casa de su padre y tras beber de una botella que se encontraba en su escritorio, terminó muerto por envenenamiento con cianuro.

La Fiscalía abrió una indagatoria por el caso y, aunque no se ha explicado la presencia de la botella, el 20 de diciembre renunció el director del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Valdés, en medio de la controversia levantada.

Según la Fiscalía, las coimas que pagó Odebrecht en el país para hacerse con el contrato de la carretera Ruta del Sol II fueron de 84 mil millones de pesos (28.35 millones de dólares).